31 de mayo de 2010
31.05.2010
40 Años
40 Años

La tormenta «Agatha» causa 19 muertos y miles de evacuados en Guatemala y El Salvador

- «La tragedia es bastante grande», afirma el presidente guatemalteco
- Cuatro de los salvadoreños fallecidos son niños

31.05.2010 | 02:00
Varias personas trepan por una escalera para llegar a la carretera, destrozada por la tormenta, en Barberena, Guatemala.

Ciudad de Guatemala, Agencias
Al menos 13 personas han muerto, otras 24 continúan desaparecidas y 74.000 han sido evacuadas en Guatemala, mientras que en El Salvador seis personas fallecieron y otras 5.000 permanecen en albergues por los efectos de la tormenta tropical «Agatha», la primera tormenta tropical bautizada esta temporada en el Atlántico. Durante la noche del sábado, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH) rebajó el nivel de fuerza de «Agatha», que pasó a ser una depresión tropical al tocar tierra en la frontera entre Guatemala y México, con vientos máximos de 65 kilómetros por hora. Aunque convertida en depresión, el CNH espera que «Agatha» deje lluvias torrenciales y una acumulación de hasta 50 centímetros de agua en Guatemala, El Salvador y el sur de México.

«La tragedia es bastante grande y humanamente es muy dolorosa», señaló el presidente guatemalteco, Álvaro Colom, en una rueda de prensa en la que ofreció un balance de los efectos de la tormenta. «Estamos empezando a ver la punta del iceberg y esperamos llegar a esa Guatemala profunda que definitivamente está muy afectada», agregó. En Guatemala, donde continúan produciéndose corrimientos de tierra, los departamentos más afectados son Sololá, Retalhuleu, Escuintla, Suchitepéquez y Huehuetenango, al oeste de la capital, aunque existe asimismo preocupación por municipios cercanos a la ciudad, como Amatitlán y Chinautla. Algunos de estos departamentos ya fueron azotados por los huracanes «Mitch», en 1998, y «Stan», en 2006, que juntos dejaron más de 800 muertos.

En El Salvador, el presidente, Mauricio Funes, decretó la alerta roja e informó de seis muertes y más de 5.000 evacuados. Cuatro de los fallecidos en El Salvador son niños, tres de ellos de la localidad de Jayúa (departamento de Sonsonate) que perdieron la vida el sábado por la noche cuando se les derrumbó la vivienda. La cuarta víctima mortal es una niña de 10 años a la que le cayó un rayo. Funes ha decretado la alerta roja para atender las emergencias registradas por las intensas lluvias que desde el sábado se han intensificado por la depresión tropical «Agatha».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook