12 de marzo de 2011
12.03.2011

Un menor sufre una paliza a manos de un hostelero a la puerta de un local de Candás

El joven, de 16 años, que denunció los hechos ante la Guardia Civil, presenta lesiones en el cuello

12.03.2011 | 01:00
Uno de los porteros acusados de matar a golpes a Álvaro Ussía.

Oviedo, L. Á. V.

Un adolescente de 16 años sufrió lesiones de consideración en la madrugada del pasado martes a la puerta de un local de copas de Candás, según consta en la denuncia presentada ante el puesto de la Guardia Civil de la localidad, tras ser agredido por el propietario del establecimiento, que la emprendió a patadas y puñetazos con el adolescente. Tras recibir una primera asistencia en el Centro de Salud de Candás, el joven acudió con su madre a presentar una denuncia por lesiones ante la Guardia Civil. El menor, que sufrió la rotura de una camiseta, presentaba lesiones en el cuello y otros hematomas causados por los golpes recibidos. El hostelero prestará declaración por estos hechos en días próximos, según indicaron fuentes conocedoras del caso.


Testigos presenciales de los hechos calificaron la paliza de «brutal», debido a la gran diferencia de envergadura entre el presunto agresor, que mide cerca de dos metros de altura, y la víctima, de 1,60 metros. No es el primer incidente de este tipo que se registra en la zona de copas de Candás, según manifestaron algunos vecinos de Candás.


Según consta en la denuncia, los hechos se produjeron en torno a las tres de la madrugada del pasado martes, día 8. La novia de la víctima sufrió una agresión en el interior del establecimiento y llamó en ayuda a su novio. Ambos se encontraban en el exterior del establecimiento cuando el propietario del bar salió violentamente del mismo y comenzó a propinar patadas y puñetazos al adolescente denunciante. La novia del joven prestaría declaración posteriormente ante la Guardia Civil, junto a otos cuatro testigos que presenciaron el incidente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído