03 de octubre de 2011
03.10.2011
40 Años
40 Años

Herido un cazador al recibir un balazo de rebote durante una montería en Tineo

M. P. R., tinetense de 44 años, sufrió el impacto en la rodilla izquierda l Es el tercer accidente de caza ocurrido en Asturias en el último mes

03.10.2011 | 02:00
Los miembros de Bomberos de Asturias asisten al herido antes de su traslado en helicóptero al Hospital Central.

Oviedo, R. L. MURIAS

Un vecino de Tineo de 44 años resultó herido ayer tras recibir el impacto de una bala que lo alcanzó de rebote mientras se encontraba cazando en la localidad tinetense de Eiros. El cazador, cuya identidad se corresponde con las iniciales M. P. R., tuvo que ser trasladado al Hospital Central de Asturias (HUCA), donde al cierre de esta edición continuaba ingresado. Es el tercer accidente de caza que se registra en Asturias en menos de un mes, desde que se abrió la temporada.

Según informó el Centro de Coordinación de Emergencias 112-Asturias, a las 15.03 horas uno de los cazadores de la cuadrilla llamó alertando de que un compañero había resultado herido durante una montería. De inmediato se movilizó al helicóptero que aterrizó en un prado cercano al lugar del accidente. Un médico rescatador, tras hacer una primera exploración, comprobó que la bala había impactado en la rodilla izquierda del cazador, que tuvo que ser atendido y estabilizado in situ para después desplazarlo en camilla hasta el helicóptero que lo condujo hasta el HUCA. La intervención de rescate finalizó a las 17.14 horas, informaron las mismas fuentes.

El herido es miembro de la peña de caza Vega de Rey de Tineo. Al lugar donde ocurrió el accidente se desplazaron agentes de la Guardia Civil y de la Policía Judicial para esclarecer las circunstancias en las que se produjo el siniestro.

Aunque el impacto fue en la rodilla, el tipo de balas que se utilizan en estas cacerías y que son de tipo expansivas son muy agresivas cuando impactan con un hueso, ya que están diseñadas para abrirse y disolverse al entrar en contacto con cualquier tipo de sustancia dura. Los proyectiles están diseñados de ese modo para evitar sufrimiento a los animales, aunque pueden añadir riesgos en caso de accidente. Este tipo de sucesos en las cacerías suele ser bastante frecuente. El pasado 3 de septiembre un deportista resultó herido grave en otra cacería en Santullano, en el concejo de Las Regueras. El hombre, de 62 años y que estaba delicado de salud, pasó varios días ingresado en el Hospital Central de Asturias hasta que logró restablecerse del fuerte impacto de la bala que lo alcanzó en el muslo.

Otro cazador resultó herido también el pasado 25 de septiembre durante una montería en el concejo de Allande. El hombre (A. Q. B.) fue alcanzado por las esquirlas de una piedra sobre la que impactó una bala. El accidente se produjo a la altura del Pozo de las Mujeres Muertas, en las inmediaciones de la AS-29. El hombre tuvo que ser trasladado e ingresado en el Hospital Carmen y Severo Ochoa de Cangas del Narcea, donde se restableció de las heridas y fue dado de alta días después del accidente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído