02 de febrero de 2012
02.02.2012
Las primeras víctimas de un gélido invierno
 

La ola de frío siberiano causa alrededor de un centenar de muertos en el este de Europa

Ucrania, con 43 fallecidos desde el viernes y 723 personas hospitalizadas con síntomas de congelación e hipotermia, es el país más afectado

02.02.2012 | 01:00
Una mujer muy abrigada camina frente a un tablero que marca 17 grados bajo cero en Lublín, Polonia.

Viena, Efe


La ola de frío siberiano que azota todo el este de Europa ha causado al menos 95 muertos. Los mayores problemas se han dado en Ucrania, donde 43 personas han fallecido ya desde el pasado viernes debido a unas temperaturas que en el día de ayer estaban por debajo de 20 grados bajo cero. Según señalaron fuentes del Ministerio ucraniano de Emergencia, a lo largo de las últimas veinticuatro horas han muerto trece personas, mientras que desde el comienzo de la ola polar un total de 723 han sido hospitalizadas con claros síntomas de congelación e hipotermia.


Las autoridades habilitaron ayer en todo el país 1.735 espacios con calefacción y comida caliente para que los ciudadanos puedan protegerse del frío. La zona más afectada por estas gélidas temperaturas es la parte oriental de país, donde los termómetros marcaban por debajo de los 20 grados bajo cero. Las autoridades aviaron que para hoy, jueves, se prevé que los termómetros bajen hasta menos 29 grados.


Mientras, en la vecina Polonia, el frío ha causado la muerte de al menos veinte personas. Cinco de ellas ocurrieron ayer, miércoles, mientras que se han contabilizado otras dos víctimas mortales por inhalar monóxido de carbono de una estufa en mal estado. En ese país los termómetros llegaron a registrar ayer, al igual que en el caso de Ucrania, temperaturas por debajo de los 20 grados bajo cero, pero los servicios meteorológicos esperan que en los próximos días se llegue incluso hasta -30ºC.


En algunas ciudades, como Varsovia, se han encendido fogatas en varias de sus calles para que los ciudadanos más desprotegidos puedan, al menos, calentarse un poco y resistir de alguna forma las bajas temperaturas.


Las autoridades polacas señalaron que el intenso frío ha hecho que muchos ciudadanos busquen calor en estufas caseras, algo que puede ser peligroso si no se toman las debidas precauciones, recordaron las autoridades. También los países bálticos -Estonia, Letonia y Lituania- sufren una de las peores olas de frío de los últimos años, con temperaturas que en algunas localidades se acercan a los 30 grados bajo cero. Hasta ahora, han muerto cuatro personas en Lituania, donde en numerosas localidades las autoridades han tenido que atender a personas con claros síntomas de padecer congelación e hipotermia.


En lo que se refiere a Rumanía el número de muertos por el frío asciende ya a 14, según el Ministerio de Sanidad. Cientos de indigentes fueron trasladados a centros sociales en todo el país para que puedan protegerse del frío extremo, que en la provincia central de Covasna alcanzó los 32,5 grados bajo cero.


Las primeras nevadas de este invierno paralizaron el país el fin de semana y dejaron Bucarest totalmente aislada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook