09 de marzo de 2012
09.03.2012

Asturias, en alerta por viento fuerte

Las boyas de medición del puerto del Musel, en Gijón, registraron en torno a las ocho de la tarde de ayer olas de hasta 7,3 metros de altura

09.03.2012 | 01:00
Asturias, en alerta por viento fuerte

Á.G. /EFE

Asturias, Aragón, Cantabria, Cataluña, Navarra, Galicia, Islas Baleares, La Rioja y País Vasco se encuentran en alerta por vientos con rachas de hasta 80 Km/h y las Canarias también en alerta por calima o polvo en suspensión, informa hoy la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su página web.

Las comunidades de Asturias, Cantabria, Galicia y País Vasco están en alerta naranja (riesgo importante) por vientos costeros con mar de fondo qué irá disminuyendo paulatinamente durante la jornada de hoy .

En la provincia de Girona (Cataluña) y en las islas de Mallorca y Menorca (Baleares) mantienen la alerta naranja por vientos con rachas de 80 km/h en el Ampurdán y Pirineos y en la Tramontana y levante mallorquín respectivamente.

Huesca, Navarra y La Rioja están en alerta amarilla (riesgo) por vientos y las islas de El Hierro, La Gomera, La Palma y Tenerife (Islas Canarias) en alerta también amarilla por calima o polvo en suspensión con una visibilidad de 3.000 metros.

La Aemet avisa de que con la alerta naranja existe un riesgo meteorológico importante, fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales, y con la amarilla no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.

Las boyas de medición del puerto del Musel, en Gijón, registraron en torno a las ocho de la tarde de ayer olas de hasta 7,3 metros de altura, lo que indica la fuerza del oleaje que durante toda la jornada azotó la costa asturiana. Para hoy viernes se mantiene la alerta por fenómenos costeros, aunque se espera que tengan una menor virulencia. La fotografía de la derecha, tomada en el paseo del muro de San Lorenzo, ilustra la violencia que alcanzó el oleaje, que fue incrementándose conforme se acercaba la noche.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook