24 de marzo de 2012
24.03.2012

Un gijonés denuncia la "sustracción" de su hijo de 5 años por su ex mujer

David Diaz Fernández, ha recurrido a la Autoridad Central Española después de que su ex mujer, de nacionalidad venezolana, sustrajese supuestamente al hijo de ambos

24.03.2012 | 13:55

Un gijonés, David Diaz Fernández, ha recurrido a la Autoridad Central Española después de que su ex mujer, de nacionalidad venezolana, sustrajese supuestamente al hijo de ambos, de 5 años, con el pretexto de pasar unas vacaciones en su país.

Seis meses más tarde, el hombre, que no ve al niño desde septiembre de 2011, hace un llamamiento a las autoridades locales, autonómicas y nacionales para que medien e intenten agilizar la pesada maquinaria de la burocracia venezolana. Asegura que su experiencia le ha llevado a descubrir que hay muchas personas que se encuentran en una situación similar en España y "nadie hace nada". "El descontrol es total", se lamenta.

Diaz Fernández asegura que al principio su mujer le ponía al niño por teléfono, hasta que él le advirtió de que tenía que regresar. En ese momento, la relación cambió y su ex pareja intentó incluso que le enviara 1.900 euros con el pretexto de pagar los billetes de regreso a España, a lo que el hombre se negó, alegando que él mismo haría la compra.

UNA VENGANZA

En la actualidad, asegura que la mujer ha dejado al menor en el domicilio de la abuela y la familia paterna desconoce si tiene tramitada la nacionalidad venezolana o algún otro documento que dificulte su repatriación. No obstante, están convencidos de que la situación ha sido el fruto de "una venganza" de "una persona conflictiva, con problemas de personalidad".

Según ha informado a Europa Press su representante legal, la pareja se divorció de mutuo acuerdo en julio de 2010, mediante un procedimiento en el que se establecía la guarda y custodia compartida para ambos progenitores. En dicho convenio se permitía que cada dos años la madre pudiera viajar con el menor a Venezuela durante al menos 10 días siempre que preavisara al padre con al menos veinte jornadas de antelación.

En este sentido y "sin previo aviso de la madre", el padre descubrió a mediados de septiembre de 2011 que la madre había tramitado el pasaporte del menor, hecho que unido a otros signos como la ocultación del viaje al padre, la deuda acumulada en la renta del piso de alquiler y la no adquisición de los libros de texto, le llevaron a concluir que la mujer tenía intención de desplazarse a Venezuela.

CON BILLETES DE VUELTA

Por ello, la representación del padre presentó en septiembre de 2009 un escrito ante el Juzgado de familia alegando que existían indicios de que la madre podría desplazarse Latinoamérica y no regresar. A continuación, y previo requerimiento, la madre compareció en el Juzgado aportando copia de los billetes de vuelta, que tendría lugar el 25 de octubre, así como una dirección y teléfono donde el padre podría comunicarse con el menor durante las vacaciones.

Ante el no retorno de la mujer, el padre interpondrá una demanda de modificación de medidas de divorcio en la que se le atribuya en exclusiva la guarda y custodia del hijo y por la que se prohíba a la madre volver a salir de España con el menor.

Además, ha presentado una denuncia en el Servicio de Atención a la Familia (SAF) por la que el juzgado de instrucción ha dictado un requerimiento a la madre para que reintegre "de forma inmediata" al menor pues de lo contrario incurriría en desobediencia.

EUROPA PRESS

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine