01 de abril de 2012
01.04.2012
 

La oleada de incendios comienza a remitir, aunque aún quedan 21 focos activos

Los bomberos actuaron ayer en 107 siniestros l El índice de riesgo de fuegos baja un punto y se mantiene la prohibición total de quemar

01.04.2012 | 02:00
Una vecina de El Rañadoiro, en Tineo, de espaldas a las llamas que alcanzaron las fincas aledañas al pueblo el pasado viernes.

Oviedo, M. J. I. / EFE

Los servicios de emergencia del Principado trabajan esta mañana en la extinción de 21 incendios forestales que continúan activos en quince municipios de Asturias, donde el Gobierno regional mantiene activado por sexto día consecutivo el Plan de Emergencias en situación 1, informó el 112-Asturias.

La oleada de incendios que padecen los montes asturianos desde hace una semana comienza a remitir. Los bomberos actuaron ayer en un total de 107 quemas forestales, frente a las 135 que acudieron a sofocar el viernes.

A última hora de ayer permanecían activos 32 focos, la mitad de los que se registraban en la jornada anterior. El número de municipios afectados también fue bajando ayer de la treintena a los diecinueve contabilizados al final del día. Según los datos del 112, las llamas continuaban presentes en Allande, Belmonte de Miranda, Cabrales, Cabranes, Cangas del Narcea, Grado, Llanes, Nava, Piloña, Proaza, Ribera de Arriba, San Martín del Rey Aurelio, Siero, Somiedo, Teverga, Tineo, Valdés, Villayón y Salas. El intenso trabajo desarrollado estos días permitió extinguir ayer 74 siniestros y mantener controlado uno en el concejo de Salas. Desde el pasado martes, los efectivos que desarrollan las labores de extinción han sofocado 280 incendios. El índice de riesgo previsto para hoy ha bajado un punto y ha pasado de cinco a cuatro; aun así, siguen prohibidas las quemas.

Por su parte, la Coordinadora Ecologista de Asturias denuncia que entre enero y noviembre de 2011 la superficie quemada en la región sumó 12.111 hectáreas, cifra muy superior a la registrada en el mismo intervalo de 2010, cuando fueron 7.980 las hectáreas calcinadas. La organización considera que los datos evidencian que la prevención de incendios forestales en Asturias «sigue fracasando de forma estrepitosa por culpa de la dejadez e incompetencia del Principado, al no haber sabido ajustar la prevención a las causas que realmente provocan la mayoría de los incendios: la creación y regeneración de pastos para el ganado», sentencian.

En las tareas de extinción trabajaron ayer 320 efectivos, entre los que se encuentran 90 efectivos de intervención y mando que mantiene movilizados Bomberos de Asturias, además de 121 peones forestales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook