17 de mayo de 2012
17.05.2012

Aduce que no quebrantó la condena por matar a un perro a golpes en Lena

17.03.2012 | 01:00

G. G. Á., el lenense de 24 años juzgado por quebrantamiento de condena al haberse ido de caza tras haber sido condenado por matar a golpes a un perro por una venganza, adujo ayer que no incumplió los términos de la sentencia. Defendido por Jesús Francisco García Álvarez, el acusado indicó que se fue de caza, pero que no cobró, y que llevó un perro perteneciente a un amigo. La defensa aduce que la sentencia le prohibía ejercer profesión, oficio o comercio relacionado con la caza, y no una actividad lúdica. El fiscal de Medio Ambiente, Joaquín de la Riva, mantuvo su petición de pena, una multa de 16 meses a razón de 12 euros diarios (5.760 euros en total). G. G. Á. fue condenado en octubre de 2009 a un año de cárcel por matar a golpes, junto a otros dos individuos, a un cachorro de entre cuatro y siete meses, en venganza porque sus compañeros habían sido denunciados por la Sociedad de Cazadores y Pescadores de Lena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook