29 de agosto de 2014
29.08.2014

Un madrileño que se cayó haciendo el Cares en bici de noche tuvo que pagar su rescate

El accidentado, obligado a desembolsar unos 12.000 euros, es el único al que el Principado ha cobrado por una operación de este tipo

29.08.2014 | 01:51

Ocurrió el 31 de mayo de 2013. Un madrileño de 26 años, A. S. B., tuvo la idea de hacer la Ruta del Cares en bicicleta, a pesar de que está prohibido como indican los carteles que hay al inicio de la ruta. Estaba cayendo ya la noche cuando se precipitó por un terraplén de unos veinte o treinta metros. La operación de rescate por parte de los servicios de emergencia del Principado duró seis horas, hasta casi las cuatro de la mañana. Se trata del único caso en el que el Gobierno regional ha cobrado a un accidentado por su rescate: la friolera de 2.104 euros por cada una de las seis horas que duró la intervención, en total unos 12.000 euros.

El joven había iniciado la ruta desde Caín junto a unos amigos. El caso es que se echó encima la noche y, poco antes de las diez, el madrileño colisionó con una piedra, perdió el equilibrio y se fue precipicio abajo, que en aquel punto, a unos dos kilómetros de Poncebos, tenía una caída de más de veinte metros. Luego diría que, aunque iba en bicicleta, nunca despegó los pies del suelo. A. S. B. se fracturó la pierna, por lo que no podía salir por sus propios medios del atolladero en el que se había metido. Se hacía preciso un rescate, y además de los difíciles, debido a la hora (poco antes de las diez de la noche) y la zona. A bordo del helicóptero medicalizado, se desplazaron tres bomberos de Cangas de Onís, dos rescatadores y un médico del Grupo de Rescate.

Tras izarlo a la pista del Cares, lo portearon hasta Poncebos, donde esperaba una ambulancia que le condujo al Hospital de Arriondas, donde quedó ingresado. Los bomberos regresaron a la base a las dos de la mañana; los miembros del equipo de rescate, poco antes de las cuatro.

Es el único caso en el que el Principado ha cobrado por un rescate. Castilla y León nunca lo ha hecho, mientras que el País Vasco lo ha hecho en unas diez ocasiones. El del madrileño era un caso claro: "No se puede hacer el Cares en bicicleta, está prohibido. A mayor abundamiento, lo hizo de noche. Y por su perfil, era conocedor de que no podía hacerlo, independientemente de los carteles que hay al inicio de la ruta", indicó el director de Interior, José Luis Villaverde. La tasa, que es "difícil de perfilar", tiene un valor "ejemplificador, disuasorio, no recaudatorio", indicó. Villaverde resaltó el gran número de personas que han ido este verano a la montaña, con los consiguientes rescates, alguno muy criticado en las redes sociales. "No se ha girado la tasa porque eran accidentes que entraban dentro de lo razonable", indicó. Por otro lado, realizar la Ruta del Cares en bicicleta se ha convertido en un desafío para algunos aficionados, aun sabedores de que está prohibido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook