15 de septiembre de 2017
15.09.2017

"No vi nada", dice la conductora que se fugó tras arrollar a una mujer en Oviedo

La sospechosa admite tener "una relación de amistad" con el dueño del vehículo, investigado por presentar una denuncia falsa por su robo

15.09.2017 | 02:00
La investigada, saliendo ayer del Juzgado con su abogado.

"Sentí un roce, pero no vi nada extraño y continué". Así explicó la mujer investigada por arrollar una terraza de una cafetería de la calle Matemático Pedrayes a finales del pasado julio a la juez del juzgado de instrucción número 3 de Oviedo los motivos que le llevaron a continuar la marcha tras el suceso. Testimonio al que añadió que declinó detenerse cuando varios testigos le pidieron que parase el coche porque solo vió "un hombre gesticulando" y optó por marcharse con el argumento de que "tenía miedo".

Según indican fuentes cercanas al caso, la mujer, que se entregó a la Policía tres días después del suceso, tiene el carné de conducir retirado tras dar un positivo por alcoholemia en el año 2015 hasta diciembre de este año y es sospechosa de delitos de omisión del deber de socorro, lesiones y conducción sin permiso de circulación. Sin embargo, sostiene que en ningún momento fue consciente de haber cometido ningún atropello y su defensa, a cargo del letrado Arturo Alonso, considera probado que los daños fueron mínimos. "Si hubiese sido algo grave la habrían detenido", apunta el abogado.

La investigada, nacida en 1984 y de nacionalidad brasileña, admitió tener una relación de amistad con el dueño del vehículo que conducía aquel día y que también está siendo investigado por un delito de denuncia falsa, después de que la Policía apreciase la existencia de "una relación personal" entre ambos y comprobase que la rotura de las ventanillas del vehículo había sido posterior a los sucesos del 28 de julio. El hombreprestó también declaración ayer en el mismo juzgado en relación a su procedimiento por la denuncia falsa, pero sus abogados declinaron hacer declaraciones al respecto.

Por su parte, la defensa de la mujer atropellada, a cargo del despacho Tejón y Areces Abogados, sostiene que el suceso provocó, "importantes daños, sobre todo psicológicos" a su cliente por lo que aseguran que seguirán adelante en el proceso para exigir responsabilidades, aunque reconocen la existencia de buena disposición por parte de la defensa de la sospechosa para alcanzar un acuerdo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook