22 de enero de 2018
22.01.2018

Los jóvenes fuman cannabis antes de entrar a clase para poder afrontar su vida

Estos son los resultados de un estudio sobre el consumo de drogas entre los adolescentes

22.01.2018 | 17:22
Los jóvenes fuman cannabis antes de entrar a clase para poder afrontar su vida

Muchos jóvenes españoles reconocen fumar cannabis antes de entrar a clase para poder "afrontar su vida" y por las "escasas" perspectivas de futuro que les brinda la sociedad, según han avisado diferentes expertos con motivo de la presentación del 'Estudio Sociológico Cualitativo sobre consumo de alcohol y cannabis en jóvenes y adolescentes', realizado por la sociedad científica Socidrogalcohol.

Actualmente, la edad de inicio de consumo al cannabis se sitúa entre los 16 y 17 años, si bien, y a diferencia del alcohol, los jóvenes que fuman hachís o marihuana suelen pertenecer a grupos reducidos, de confianza y donde saben que son aceptados.

De hecho, en el trabajo se ha puesto de manifiesto que los adolescentes que reconocen consumir hachís o marihuana lo hacen durante el día, a la entrada del instituto y en los recreos, acudiendo así a las clases con un estado de "intoxicación" producido por estas sustancias.

Un consumo que, además, está normalizado y hace que aquellos que trafican con la sustancia no sean vistos como 'traficantes' sino como 'colegas'. Y es que, suelen creer que es natural y tiene un uso terapéutico, lo que podría explicar que lo vean como una forma de "anestesiarse" y "regular sus emociones".

Del mismo modo ocurre con el alcohol, sustancia que comienza a probarse entre los 13 y 14 años y que se utiliza como un "ritual de paso" para dejar de ser un "niño". Los fines de semana es cuando mayoritariamente se consumen bebidas alcohólicas por parte de los jóvenes y los motivos por los que lo hacen es para mejorar sus habilidades sociales, facilitar acciones que sólo se permiten bajo los efectos del alcohol.

Pero, a pesar de que se han demostrado los peligros que tienen las bebidas alcohólicas en la maduración de los jóvenes, éstos no tienen percepción del riesgo por ser legal y estar está normalizado su consumo en la sociedad, en sus propias casas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook