16 de mayo de 2018
16.05.2018

El profesor de Ceceda acusado de hablar de sexo con un alumno se declara inocente

El maestro alega que los mensajes que intercambió con el pequeño de 9 años se sacaron de contexto y que le regaló lo que a él le sobraba

16.05.2018 | 08:08
El profesor de Ceceda acusado de hablar de sexo con un alumno se declara inocente

Los mensajes de sexo que intercambiaba con un alumno de 9 años se sacaron de contexto, y los regalos que le hizo fue porque a él le sobraban y el niño los quería. Ése es el resumen de la declaración realizada ayer en el Juzgado de lo penal 1 de Oviedo por el profesor de Ceceda (Nava) acusado de abusos sexuales por hablar de sexo por Skype con el pequeño. El maestro se declaró inocente en un juicio a puerta cerrada en el que también declararon, entre otros testigos, la madre del menor y el director del Colegio Rural Agrupado (CRA) La Coroña, de Ceceda, en el que estudiaba el niño y trabajó el ahora acusado.

Los hechos se remontan a septiembre de 2015, cuando se incorporó a la plantilla del centro un joven maestro de Educación Infantil. Según la Fiscalía, aproximadamente en noviembre de 2015 empezó a relacionarse con otros alumnos del colegio de entre 6 y 12 años, con los que en ocasiones jugaba en el patio y "a los que prodigaba abundantes besos y abrazos".

Una vez que se había ganado la confianza de la presunta víctima, "aprovechando su condición de profesor", empezó a mantener con él conversaciones por Skype durante las noches de los fines de semana. En todas ellas, añade la Fiscalía, el acusado empezaba hablando de cuestiones de interés para el niño, como el fútbol o el colegio, pero "desviaba luego la conversación a temas sexuales totalmente inapropiados y alejados de cualquier fin educativo o didáctico". Además, "consciente de que tales conversaciones no eran adecuadas, el acusado recordaba al niño que las cosas de las que hablaban eran secretas". Durante ese tiempo, el maestro hizo varios regalos de cierto valor al menor: mandos a distancia, un volante, unos pedales para la Play Station y diversos juegos.

Las acusaciones reclaman para el profesor dos años de prisión, la inhabilitación durante seis años y una orden de alejamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook