20 de mayo de 2018
20.05.2018

El montañero fallecido en el Picu Urriellu era un ecologista madrileño de 38 años

Mariano González era miembro de varias organizaciones conservacionistas y colaborador del grupo de trabajo de transportes de Podemos en la Comunidad de Madrid

20.05.2018 | 11:37
En el recuadro, el fallecido Mariano González.

El montañero fallecido ayer tras sufrir una caída cuando descendía el pico Urriellu (Naranjo de Bulnes) era un ecologista madrileño de 38 años, Mariano González, miembro de varias organizaciones conservacionistas y colaborador del grupo de trabajo de transportes de Podemos en la Comunidad de Madrid.

Según los primeros indicios, González habría resbalado en la nieve durante el descenso. La Guardia Civil rescató el cuerpo, que trasladó al Instituto de Medicina Legal y al cierre de esta edición trataba de esclarecer su identidad para ponerse en contacto con la familia.

El escalador, junto con otro compañero, inició el ascenso del Picu Urriellu por la mañana, consiguiendo llegar a la cumbre a primera hora de la tarde por la cara sur, por la vía Cepeda. Todo apunta a que debió de resbalar, ya que a 1.600 metros de altitud todavía hay nieve, y el lugar donde se produjo el accidente estaba por encima de los 2.000. El hombre se precipitó al vacío entre 250 y 300 metros, y su cuerpo acabó en la base de la cara sur del Picu.

Fue su compañero el que dio aviso al centro de coordinación del Servicio de Emergencias del Principado. Eran las 17.42 horas. De inmediato se movilizó al equipo de rescate de Bomberos del SEPA, que se trasladó al lugar a bordo del helicóptero medicalizado. Una vez allí, el grupo de rescate accedió a la base de Urriellu, donde se encontraba el cuerpo. El médico-rescatador comprobó que el escalador había fallecido y a las 18.30 horas se dio aviso a la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón.

De inmediato se puso en marcha el Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil, que se trasladó al lugar a bordo del helicóptero del Instituto Armado. En estos casos, los agentes actúan en calidad de Policía Judicial para poder proceder al levantamiento y traslado del cadáver.

Mientras tanto, el equipo de rescate del SEPA se dirigió a la cara sur del Urriellu para recoger al montañero que había dado el aviso. Para ello fue necesario realizar una operación grúa, con la que uno de los bomberos accedió hasta el escalador, y una vez juntos, se realizó una operación similar para izarlos a ambos al helicóptero, en el que se le trasladó hasta el refugio de Urriellu para luego llevarlo a Pandébano.

El GREIM, por su parte, procedió al levantamiento del cadáver y lo trasladó en helicóptero a Cangas de Onís, para después llevarlo por carretera al Instituto de Medicina Legal, en Oviedo.

El quinto fallecimiento

El accidente mortal de ayer deja una quinta víctima en la montaña asturiana en lo que va de año. La primera fue Klaus García, concejal de IU en el concejo de Caso, fallecido en marzo practicando escalada. Su cuerpo fue rescatado en el entorno del Picu Cuervu y cerca del pueblo de Belerda.

Poco tiempo después, en marzo, fue hallado el cuerpo de Manuel Manzano, de 85 años desaparecido en Quirós durante varios días. Y en la cara noroeste del pico Vigueras (Peñamellera Baja), falleció unos días después Arturo Larroza Hevia, Turi, un experimentado aficionado a la montaña y presidente del grupo San Nicolás, de Gijón. La muerte más reciente había sido la del agente de la Policía Nacional en Gijón Juan José Domínguez, que perdió la vida cuando practicaba alpinismo en Morcín

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído