16 de junio de 2018
16.06.2018
Viernes trágico en las carreteras del Occidente

Mueren tres vecinos de Vegadeo y Lugo al empotrarse contra un camión en San Tirso

"Fue horroroso, no hay coche, quedó destrozado", señala un testigo que llegó instantes después del impacto, causado por una invasión del carril contrario | Los concejos vegadense y santirseño decretan tres días de luto por los fallecidos, de entre 23 y 35 años, que regresaban al taller tras salir a comer

16.06.2018 | 00:22
Mueren tres vecinos de Vegadeo y Lugo al empotrarse contra un camión en San Tirso
Mueren tres vecinos de Vegadeo y Lugo al empotrarse contra un camión en San Tirso
Estado del vehículo accidentado, con la nacional totalmente cortada.

Habían salido juntos a comer como cualquier otro día y, cuando regresaban para terminar la faena del día en el taller santirseño en el que compartían trabajo, la fatalidad se cruzó en sus vidas. Andrés Pardo Barcia, lucense de 31 años, Nicolás Andrés Carbonel, uruguayo afincado en Vegadeo, de 35, y Carlos Murias González, veigueño de 23, perdieron ayer la vida en un fatal accidente en la nacional 640 a su paso por San Tirso de Abres. El suceso, en las inmediaciones del refugio de pesca de Xesteira, dejó conmocionada a la comarca del Eo. "Eran buenos profesionales", reconocían sus conocidos.

Los tres jóvenes transitaban, pasadas las tres y media de la tarde, a bordo de un Peugeot 106 verde que conducía, según fuentes de la Guardia Civil, el veigueño Carlos Murias. Por razones que se desconocen, perdió el control del vehículo a la salida de una curva e invadió el carril opuesto, chocando frontalmente contra una furgoneta de reparto de una empresa de A Pontenova, que transitaba en sentido contrario.

El conductor del furgón, muy dañado, resultó ileso. Peor parados salieron los ocupantes del vehículo: dos de ellos fallecieron en el acto y el tercero, consciente tras el choque, falleció pocos minutos después. Aunque no se sabe con certeza la causa del siniestro, pudo influir el estado de la calzada, mojada tras la lluvia de la jornada.

Los testigos presenciales del accidente narran imágenes dantescas del suceso, con el vehículo prácticamente irreconocible. "Fue horroroso, el coche quedó destrozado, no había coche", señala un santirseño que llegó al lugar instantes después de la colisión. Los vecinos refieren también la impotencia del conductor del furgón, que nada pudo hacer por esquivar el vehículo.

Las dimensiones del suceso, que provocó un gran despliegue de efectivos sanitarios y de seguridad, obligaron a cortar por completo el tráfico de la nacional en ambos sentidos. En torno a las seis de la tarde la Guardia Civil abrió un carril para restablecer el tráfico, que quedó abierto de manera total en torno a las ocho y media de la tarde, cuando se retiró el vehículo de los fallecidos.

Los cuerpos fueron trasladados al tanatorio veigueño de Monjardín, de donde partirán hoy a primera hora de la mañana rumbo a Oviedo para practicarles las autopsias. Los ayuntamientos de Vegadeo y San Tirso decidieron ayer decretar tres días de luto oficial. Vegadeo por ser el lugar de residencia de dos de los fallecidos y San Tirso, según precisó su Alcaldesa, porque el suceso se registró en el término municipal y los tres eran trabajadores del taller de automoción Julio García, ubicado en la capital del concejo y muy conocidos por los vecinos. De manera paralela, el Ayuntamiento de A Pontenova (Lugo) suspendió en señal de duelo actividades musicales que tenían previstas para hoy.

No fue el único siniestro mortal de un día fatídico en las carreteras en el que tambien murió un turista inglés que conducía una moto en Tineo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook