19 de junio de 2018
19.06.2018

Tráfico caza en Asturias a 20 conductores al día que consumieron drogas o alcohol

Una de cada tres pruebas por estupefacientes y medicamentos ingeridos para el dolor es positiva, con un total de 65 en una semana

19.06.2018 | 02:23
Agentes de Tráfico durante un control preventivo de alcoholemia.

Una veintena diaria. Ésa es la media de los conductores que Tráfico ha cazado al volante en Asturias tras consumir drogas o alcohol durante la semana en la que se desarrolló la última campaña de concienciación, entre el 4 y el 10 de junio.

Los agentes de Tráfico pararon a un total de 7.199 conductores para realizarles las pruebas de alcohol y/o drogas. En el caso de las sustancias estupefacientes, se practicaron las pruebas salivares a 194, porque el conductor presentaba síntomas de haber ingerido alguna sustancia, porque cometió alguna infracción o porque se vio implicado en algún accidente. De todas ellas, 65 resultaron positivas. Es decir, uno de cada tres había consumido.

Las drogas más consumidas detectadas por Tráfico son el cannabis (45 conductores), la cocaína (23), las anfetaminas y los opioides (medicamentos para el dolor), con cinco positivos cada uno de ellos.

La sanción por dar positivo en drogas es de 1.000 euros y la pérdida de seis puntos del carné de conducir. En drogas es de 1.000 euros y la pérdida de seis puntos del carné de conducir. Si es delito, las penas van de tres a seis meses de cárcel o multa de seis a doce meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, además de la retirada del permiso. La negativa a hacer la prueba se condena con prisión de seis meses a un año y prohibición de conducir de uno a cuatro años.

La Dirección General de Tráfico (DGT) está incrementado las pruebas de consumo de drogas con el objetivo de generalizarlas en igual medida que las de alcoholemia, "debido a la elevada tasa de conductores que circulan con presencia de drogas y alcohol en la sangre", explicó en un comunicado. El 12 por ciento de los elegidos al azar para realizar los controles por estupefacientes o alcohol ha dado positivo por encima de los límites legales.

El número de controles de alcohol ascendió a 7.005, en los que 72 conductores dieron positivo. De ellos, 64 fueron sorprendidos en pruebas preventivas, cinco tras haber cometido una infracción y tres por estar implicado en un accidente. De los que dieron positivo, a 10 se les instruyeron diligencias judiciales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook