06 de julio de 2018
06.07.2018

Atan a su hija de siete años a una silla para que les viera mantener relaciones sexuales

La pareja ha reconocido los hechos y ha acatado la condena a un año y medio de prisión

06.07.2018 | 13:34
Atan a su hija de siete años a una silla para que les viera mantener relaciones sexuales

Un juzgado de Palma de Mallorca ha condenado a una pareja a un año y medio de prisión por atar a su hija de siete años a una silla y obligar a la menor a verles mantener sexo en el domicilio familiar.

La sentencia también condena al padre por golpes y castigos con duchas frías. En la sentencia se dice que la madre, conociendo los hechos, no hacía nada por impedirlos.

En fechas posteriores, en abril de 2015, cuando la víctima ya estaba acogida por unos familiares, el hombre entregó a su hija una videoconsola durante una visita tutelada en el Servicio de Protección de Menores. Le dijo que el dispositivo contenía fotos de perritos para que las viera, pero entre las imágenes había material pornográfico.

Así, el padre incluyó fotografías y vídeos en los que aparecía la madre de la niña desnuda realizando actos de contenido sexual, practicando sexo oral, así como otras imágenes de genitales masculinos.

La pareja acusada reconoció los hechos y se conformó con la condena en la sede de Vía Alemania. Los padres, ambos españoles de 32 y 30 años, aceptaron sendas penas de un año y seis meses de cárcel y multa. La víctima se encuentra tutelada por el Institut Mallorquí d'Afers Socials (IMAS), que ejerció la acusación particular en este procedimiento, y permanece acogida por unos familiares.

Después de que los sospechosos admitieran los cargos, la magistrada dictó sentencia 'in voce' contra ellos. Les impuso un año y medio de prisión por un delito de maltrato físico habitual y una multa de doce meses con una cuota diaria de cuatro euros por exhibicionismo y provocación sexual. Además, el progenitor sumó otra condena más, otra multa de doce meses a razón de cuatro euros al día, por un tercer delito de provocación sexual por exhibir material pornográfico a una menor de edad.

La jueza les ha privado del derecho a la tenencia y porte de armas durante tres años y les ha prohibido aproximarse a menos de 500 metros y comunicarse con su hija mayor durante cinco años. También les ha inhabilitado a ambos para ejercer la patria potestad por un periodo de cinco años.

En concepto de responsabilidad civil, tendrán que indemnizar a la víctima con 1.500 euros por los perjuicios sufridos. Los acusados ya consignaron cada uno 750 euros para resarcir a la perjudicada, por lo que la magistrada apreció la circunstancia atenuante de reparación del daño como muy cualificada.

Curso de formación sexual

Los padres sentenciados no tendrán que entrar en prisión para cumplir la pena debido a que la jueza les suspendió la condena de cárcel por un periodo de tres años en el que no podrán volver a delinquir y con la condición de someterse a un curso de educación sexual. El fallo dictado ya es firme. Los abogados defensores, los de la acusación particular y la fiscal, que alcanzaron un acuerdo, informaron de que no iban a recurrir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído