06 de julio de 2018
06.07.2018
 
Investigación

Investigan si el exlíder de los jóvenes socialistas de Elche abusó de un bebé

La magistrada considera acreditado que Alejandro Díaz distribuyó pornografía infantil

06.07.2018 | 19:47

La jueza que ha investigado el caso del exlíder de Joves Socialistes, Alejandro Díaz, detenido hace un año y al que la Policía Nacional acusaba de tenencia y distribución de pornografía infantil, considera acreditado que Díaz sí mantuvo ese intercambio de "archivos de contenido pornográfico infantil con contenidos pedófilos", en los que había niños de cero a ocho años".

Así lo refleja en el auto por el que se inicia el Procedimiento Abreviado que supondrá la elevación del caso desde el Juzgado de Instrucción Número 5 de Elche hasta el organismo penal que corresponda. En este caso, será la Audiencia Provincial, al tratarse de un delito de distribución de pornografía infantil penado, como apunta la juez en su auto, "con hasta nueve años de prisión".

La juez también acusa al otro detenido durante la operación. Se trata de la presunta pareja de Díaz. Así, la Fiscalía tendrá que formular su escrito de acusación, si bien la defensa de Díaz ha recurrido el auto de la jueza, y ha solicitado el archivo de la causa al considerar que no está acreditada la distribución. Sin embargo, la magistrada apunta a que "los hechos se concretan en que Alejandro Díaz poseía y distribuía pornografía infantil a través de Skype" en un grupo, con varios usuarios.

Además, en el disco duro analizado por los agentes se encontró material con "contenido vejatorio y degradante", clasificado además en carpetas con imágenes de menores "de cero a tres años, de cuatro a siete y de ocho a doce".

Con respecto a su pareja, "aunque no se ha encontrado ese material en sus dispositivos, sí disponía del mismo cuando quedaba con Alejandro para visualizarlo, en conversaciones y habiéndolo intercambiado". A falta de conocer la calificación de la Fiscalía todo apunta a que se terminará abriendo juicio oral. Además, por el duro papel que ha ejercido la fiscal encargada del caso hasta ahora, que pidió en varias ocasiones que continuara en prisión provisional, tras su salida el pasado 1 de agosto, parece ser que se pedirá el rango de pena más alto.

Además, el juzgado investiga, en una pieza separada, si además de la tenencia de los vídeos abusó de una menor de edad. En este sentido, se está a la espera de un informe pericial, por lo que la investigación avanza, mientras que otra causa abierta de forma paralela, por el abuso de niños saharauis, ha quedado archivada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook