14 de julio de 2018
14.07.2018

Juzgan a dos marroquíes por pasar en Oviedo un vídeo sexual de una niña

La Fiscalía solicita la expulsión de las acusadas, que enviaron por mensajes de Whatsapp las imágenes de una adulta con la menor

13.07.2018 | 23:32

La Fiscalía solicita la expulsión de España de dos marroquíes que enviaron por Whatsapp a varias personas un vídeo en el que se veía a una mujer desnuda realizando actos de carácter sexual con una menor de edad. Ambas serán procesadas el lunes en el Juzgado de lo penal número 3 de Oviedo.

Los hechos se remontan a marzo de 2017. Según el escrito de acusación provisional de la Fiscalía del Principado, una de las acusadas envió el vídeo a la otra y las dos lo remitieron a su vez a numerosos contactos. La primera de ellas, a la totalidad de los que tenía en la agenda de su móvil.

Una de las personas que recibieron el vídeo fue precisamente la que interpuso la denuncia.

La Fiscalía considera que estos hechos son constitutivos de un delito de corrupción de menores y solicita dos años y seis meses de prisión para cada una de las acusadas o que se sustituya esta condena por la expulsión de ambas de España, prohibiendo que puedan volver durante cinco años. Además, reclama que abonen las costas del juicio.

Otro caso en Langreo

Éste es el segundo enjuiciamiento por corrupción de menores que se conoce en Asturias en lo que va de año.

El Juzgado de lo penal de Langreo procesó el pasado febrero a un hombre acusado de poseer, compartir e intercambiar imágenes de menores desnudas a través de las redes sociales y el teléfono móvil con otras personas. También la Fiscalía solicitó dos años y medio de prisión y otros tres de libertad vigilada.

El hombre tenía tres perfiles distintos en Facebook y en el año 2015 colgó en la red siete archivos que contenían imágenes de menores de edad desnudas. Además, estas fotografías mostraban poses sexuales explícitas. Las imágenes no solamente fueron subidas a esta red social, sino que también fueron remitidas a otro usuario mexicano. Además, la Policía encontró en su teléfono móvil tres archivos con fotografías de menores de edad desnudas. Uno de estos archivos también fue compartido por el acusado con al menos otro usuario por Whatsapp.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook