La Dirección General de Tráfico (DGT) estudia elevar la retirada de puntos del carné de conducir de los tres actuales a entre cuatro y seis si se pilla a un conductor chateando con el teléfono móvil. El anuncio lo realizó el director general de Tráfico, Pere Navarro, que calificó el asunto de "máxima alarma", por lo que de alguna manera tendrá que tener su reflejo" en las sanciones que se puedan imponer.

"Desde el año 2016 las distracciones son la primera causa de accidentes mortales, por delante del alcohol y de la velocidad, y esto tiene un nombre, que es el uso excesivo o inadecuado del teléfono móvil. No es un problema nuestro, está generalizado en toda Europa y hay que darle la visibilidad y la importancia que tiene", apuntó Pere Navarro en declaraciones a la cadena Ser. Y añadió que, de todas formas, incluso "mucho más nocivo que tener el móvil en la mano es hablar con el manos libres, por la distracción que supone para la cabeza ".

Sobre lo navegadores, el director general de Tráfico explicó que le habría gustado que si detectaban que el vehículo estaba en marcha no admitieran el poder programar una dirección. "Lo pedimos, lo sugerimos, lo solicitamos, pero es tal la potencia de la industria y de la novedad que tampoco pudimos frenarlo. Lo lógico sería que si usted quiere programar el navegador para y programa el navegador y luego se pone en marcha y continúa", ha recalcado.

De todas formas está seguro de que los fabricantes de móviles instalarán un "modo coche" que algunos teléfonos ya lo llevan incorporado pues "tienen una cierta responsabilidad todos los que están alrededor de este negocio".

"Los que se ganan la vida con la telefonía móvil van a tener que mover ficha, es aquello que se llama responsabilidad social corporativa, que has de hacer algo para atender los problemas que pueda haber creado un uso excesivo e inadecuado de tu negocio", ha estimado el director general de Tráfico.

Pere Navarro realizó estas declaraciones en la jornada previa a la operación salida del primero de agosto, en la que se prevén 55.000 desplazamientos en las carreteras asturianas. En el conjunto del país se calcula que la cifra se elevará hasta los 3,2 millones.

Medidas en Asturias

Las carreteras del Principado con mayor intensidad de Tráfico son la A-66, (Oviedo-Campomanes); la Autovía del Cantábrico (A-8); la Autovía que comunica Oviedo y Villaviciosa (A-64), y la N-634.

Los días y horas de mayor intensidad serán a partir de las 15.00 horas de hoy hasta las 22.00, y mañana miércoles desde las 9.00 horas hasta las 21.00.

Tráfico ha propuesto itinerarios alternativos. Por ejemplo, los vehículos que se dirijan a Covadonga o a Picos de Europa, que circulen por la A-8 hasta Ribadesella y luego continúen por la N-634. Entre Oviedo y Gijón se puede circular por la Autovía de la Industria (AS-II), o bien por la A-64 para continuar por la Autovía Minera (AS-1).

La vigilancia se reforzará en las carreteras y desde el aire.