20 de agosto de 2018
20.08.2018
Incidente en Madrid

Un joven denuncia haber sufrido una agresión homófoba en una discoteca

La víctima explica que fue golpeado por un portero cuando se estaba dando un beso con su pareja

20.08.2018 | 14:55
Un joven denuncia haber sufrido una agresión homófoba.

Un joven ha denunciado ante la Policía Nacional una agresión homófoba sufrida por parte de un portero de la discoteca Jowke Club en Alcorcón (Madrid) cuando se daba un beso con su pareja a la salida del local.

El joven informó este domingo en su página de Facebook de que fue golpeado por un portero de esta discoteca cuando se daba un beso con su pareja a la salida de este local, lo que le causó una "luxación fuerte de hombro, un corte en la ceja y en la mejilla".

El portavoz de Ganar Alcorcón, Jesús Santos, que estuvo con la pareja que sufrió la agresión, criticó en un comunicado que la oficina de delitos de odio, dependiente del Ayuntamiento, no estaba operativa cuando acudieron a denunciar los hechos.

Fuentes del Ayuntamiento han señalado este lunes a Efe que esta oficina "está operativa las 24 horas" telefónicamente y han afirmado que no tienen constancia de que hubiese "ninguna llamada". Sin embargo, han admitido que la oficina no estaba operativa "físicamente, en ese momento".

El joven sí denunció los hechos en la comisaría de Policía Nacional de Alcorcón, que sigue recabando información de lo sucedido.

La actriz Andrea Duro, que es prima de la víctima, ha denunciado por redes sociales que su familiar tiene el "pómulo partido y el hombro dislocado por el guantazo que el de seguridad le ha dado", y ha criticado que la discoteca Jowke Club haya "permitido" este ataque y que haya sido "por alguien" de su seguridad.




"¿Qué puede suponer para vuestra imagen que dos personas del mismo sexo que se aman, se besen en la puerta de vuestra discoteca (vía pública, por cierto)?", ha escrito la actriz en su cuenta oficial de Instagram.

La víctima también ha publicado un mensaje en su cuenta de Instagram en el que agradece "el apoyo" en "el peor día" de su vida, pero dice que no quiere saber "nada más del tema".

Por su parte, la dirección de la discoteca aseguró ayer en su cuenta de Twitter que la empresa "no discrimina por razón de raza, sexo o religión y cuenta en su plantilla con personal de muy distintos orígenes, nacionalidades y condiciones".



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook