16 de septiembre de 2018
16.09.2018

Dañan de madrugada varios vehículos en la localidad llanisca de Llames de Pría

El acto vandálico, que está siendo investigado por agentes de la Guardia Civil, tuvo lugar en el centro del pueblo y afectó también a una vivienda

16.09.2018 | 00:00

Malestar e indignación entre los vecinos de la localidad llanisca de Llames de Pría por lo que consideran un acto vandálico sin precedentes. Una decena de coches amanecieron ayer con diferentes daños materiales para sorpresa de los afectados. Rayones en la chapa de los turismos, retrovisores arrancados, antenas retiradas, ruedas deshinchadas, pilotos de la luz reventados y el cristal de una vivienda roto fue el resultado de la gamberrada. Los hechos tuvieron lugar en el centro del pueblo, de madrugada, y están siendo investigados por la Guardia Civil de Llanes. Varios agentes de la Policía Judicial se desplazaron a la zona a primera hora de la mañana tras denunciar los afectados lo sucedido, para comenzar las investigaciones. Los afectados son vecinos de la zona y alguna persona de fuera con casa en el pueblo. Los lugareños sospechan que el autor de la tropelía actuó en solitario.

La alcaldesa de barrio de Llames de Pría, Lisandra del Campo, condenó lo sucedido y mostró su extrañeza por los actos vandálicos. "Ha sido un hecho puntual. Durante el verano no había pasado nada parecido. Es algo desagradable", señala. Según relataron a los miembros de la Benemérita algunos de los afectados, se vio merodear por la zona a un hombre que portaba un palo entre los vehículos, el cual se escondió en el momento en que otro coche pasó por la zona. "Es muy desagradable lo ocurrido. A nadie le gusta despertarse con algo así. Lo ocurrido fue en mitad del pueblo, lo cual es bastante sorprendente", señala una vecina. El recorrido vandálico concluyó en la vecina localidad de Garaña.

En la parroquia de Pría está siendo un verano complicado. A lo acontecido en la madrugada de ayer se suma el asesinato hace hoy justo un mes del único edil de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Llanes, Javier Ardines. El edil, marinero de profesión, falleció tras recibir tres fuertes impactos en la cara, la frente y la nuca con un objeto contundente, en un camino rural del pueblo de Belmonte de Pría y a 300 metros de su casa, tras ser objeto de una emboscada. Su cuerpo apareció tendido en el suelo a 70 metros de su furgoneta. El autor o autores del crimen le cerraron el paso con dos vallas de obra.

El crimen que ha impactado a todo el país, está siendo investigado por agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en colaboración con el equipo de policías judiciales de Llanes y Gijón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook