10 de enero de 2019
10.01.2019

Cinco años para el futbolista de Oviedo que trajo un kilo de cocaína

El tribunal rebaja la responsabilidad al probarse que la droga tenía una pureza del 80 por ciento

10.01.2019 | 01:13

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial ha condenado a cinco años de cárcel y al pago de una multa de 145.000 euros al jugador de fútbol ovetense Robi T. G., sorprendido el pasado mes de julio retirando un paquete con 959 gramos de cocaína del almacén de DHL en Llanera. El ministerio público pedía inicialmente siete años de prisión, pero el tribunal le ha impuesto dos menos al considerar que la sustancia no es de notoria importancia. Y es que la defensa del acusado, a cargo del abogado Fernando Barutell, logró demostrar que la pureza de la droga era del 80 por ciento, y no del 85 como sostenía la Fiscalía.

El futbolista, que ha jugado en numerosos equipos asturianos a lo largo de su trayectoria profesional, aunque en el último año no militaba en ningún equipo, tuvo que reconocer en el juicio que efectivamente había recogido el paquete con la droga, aunque defendió que se trataba de un error. "Pensé que era un paquete mío que se había extraviado", aseguró en el juicio. La Policía y Vigilancia Aduanera le detuvieron tras recoger una broca que le habían enviado desde México, en cuyo interior había casi 960 gramos de cocaína, valorada en 160.000 euros. La droga fue descubierta en Leipzig, lugar al que voló primero el paquete desde México. Los aduaneros alemanes se pusieron en contacto entonces con la justicia española, que decidió hacer una entrega controlada de la droga. Robi T. G. admitió que, en aquella época, el pasado verano, llegaba a consumir tres o cuatro gramos de cocaína durante el fin de semana, pero que nunca había traficado con droga. "No tenía conocimiento del contenido del paquete", añadió.

La defensa adujo en la vista que el paquete no era para Robi T. G. De hecho, fue un primo suyo el que le llamó para decirle que fuese a recoger el paquete. En ese momento estaba en una casa de recambios con un amigo, que le prestó el coche para ir hasta DHL, en Llanera. La defensa había solicitado la libre absolución y subsidiariamente una condena de tres años de cárcel. Una vez dictada la sentencia, la defensa presentará un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia, al entender como excesiva la condena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook