06 de junio de 2019
06.06.2019

Europa alerta de la "uberización" del tráfico de cocaína: pedidos y repartos más rápidos y fáciles

El Observatorio Europeo de las Drogas constata que en 2018 se registraron niveles de incautaciones de cocaína "sin precedentes"

06.06.2019 | 19:30
Las incautaciones de cocaína están creciendo en Europa y se detecta la "uberización" del tráfico de drogas.

La Comisión Europea (CE) acaba de advertir de la "digitalización" del mercado de cocaína, que ha permitido diversificar el suministro y ampliar las redes de traficantes de esta droga, de la cual España sigue siendo el segundo principal consumidor en la Unión Europea (UE).

"La entrega de drogas está cada vez más digitalizada", indicó el comisario europeo de Interior, Dimitris Avramópulos, en una rueda de prensa junto al director del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA), Alexis Goosdeel, para presentar el informe europeo de 2019 sobre drogas.

En concreto, el comisario apuntó a que las redes sociales y aplicaciones encriptadas han impulsado la disponibilidad de los traficantes. El estudio asegura que los mercados en la "internet oscura" y las técnicas de cifrado "hacen cada vez más fácil que personas en solitario o en grupos pequeños participen en el tráfico de drogas".

En el caso de la cocaína destacan los innovadores y competitivos métodos de distribución, por ejemplo servicios telefónicos que disponen de mensajeros para ofrecer una entrega "rápida y flexible", lo que el informe llama una "uberización" del comercio de esta droga.

Por otra parte, el informe también reconoce que el uso generalizado de dispositivos móviles y aplicaciones de salud han demostrado su "potencial para ampliar el alcance de los servicios sanitarios relacionados con las drogas" e incluso la prevención de su consumo.

En cualquier caso, los últimos datos revelan que tanto el número de incautaciones como las cantidades requisadas de cocaína registran unos niveles "sin precedentes", de manera que en 2017 se notificaron más de 104.000 incautaciones de esta sustancia en la UE (en 2016 fueron 98.000), lo que supone 140,4 toneladas (el doble de la cantidad requisada en 2016, 70,9 toneladas).

Las 86 toneladas decomisadas entre Bélgica (45 toneladas) y España (41 toneladas) representan el 61 % del total estimado de la UE en 2017.

Según el estudio, la cocaína entra en Europa por numerosas vías y medios, aunque destaca el crecimiento del tráfico de gran volumen por medio de contenedores para el transporte marítimo. La cocaína es además la droga estimulante ilegal más utilizada en la UE, ya que unos 2,6 millones de adultos jóvenes (de 15 a 34 años) la consumieron en el último año, según cifras de 2017.

En 2018, España fue el segundo país donde se registraron mayores cantidades normalizadas de residuos de esta droga por cada 1.000 habitantes por día, sólo por detrás de Bélgica y por delante de Holanda y el Reino Unido. Goosdeel subrayó la "impresionante cantidad de cocaína incautada", que alcanzó un máximo histórico, pero echó en falta más información sobre los problemas de salud relacionados con su consumo en toda la UE.

El informe indica que unos 73.000 pacientes iniciaron un tratamiento especializado para problemas relacionados con la cocaína.

Por lo que respecta a la heroína, la cantidad decomisada en la UE aumentó en más de una tonelada en 2017 hasta las 5,4 toneladas, a lo que se suman 17,4 toneladas incautadas por Turquía, algunas de las cuales estaban destinadas al mercado comunitario.

El estudio indica que, en los últimos años, se han descubierto laboratorios en los que se produce esta droga a partir de morfina en Bulgaria, Chequia, España y Holanda, mientras que la pureza de la heroína sigue siendo alta y, el precio minorista, "relativamente bajo".

En cuanto al cannabis, la droga ilegal de mayor consumo en Europa, secalcula que lo consumieron en torno a 17,5 millones de europeos jóvenes (15-34 años) en el último año, según datos de 2017.

Ese año, los Estados miembros notificaron 782.000 incautaciones de productos de cannabis (hierba, resina, planta y aceite), lo que la convierte en la droga más incautada en Europa.

En la UE, en torno al 1 % de los adultos (entre 15 y 64 años) consume cannabis a diario o casi a diario, y en 2017 alrededor de 155.000 personas iniciaron tratamiento por problemas relacionados con el consumo de esa sustancia.

En cuanto a las drogas sintéticas, su producción está "creciendo, diversificándose y volviéndose más innovadora", según el informe, que calcula que en 2017 se produjeron 6,6 millones de comprimidos de éxtasis en la UE, la cifra más elevada en diez años.

El análisis de las aguas residuales y otros datos indican que el consumo de metanfetaminas, en general bajo e históricamente limitado a Chequia y Eslovaquia, parece estar ahora presente también en Chipre, el este de Alemania, España, Finlandia y Noruega. EFE
rja/cm/ig

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído