18 de junio de 2019
18.06.2019
Ahogamiento

Una niña de 3 años muere ahogada en Pontevedra al caer a la piscina de unos vecinos

La pequeña acudió allí sin que nadie la viera desde una vivienda en la que estaba con su abuela

18.06.2019 | 09:55

Una niña de 3 años murió ayer a última hora de la tarde ahogada en una piscina de una vivienda particular en la parroquia de Camos, en el municipio miñorano de Nigrán (Pontevedra).

Al parecer, la pequeña se alejó de la casa de su abuela, donde se encontraba con ella, y fue hasta la vivienda de un vecino (se trata de una zona de casas muy pegadas), donde había una piscina desmontable en la que falleció aparentemente tras caerse a su interior después de subir por una escalera.

Allí la encontró, después de que se iniciara una exhaustiva búsqueda por parte de sus familiares cuando la echaron en falta, una prima, también menor, de 16 años, que la sacó de la pileta. Los servicios sanitarios que se trasladaron al lugar ya no pudieron hacer nada por salvar la vida de la niña pese a los esfuerzos. Hasta el punto también acudieron agentes de la Guardia Civil.

En el lugar se vivieron escenas dramáticas. Los vecinos de la zona trataron de reanimar también a la pequeña, según apuntaban ayer en el lugar.

A última hora de la noche la comisión judicial procedía al levantamiento del cadáver de la pequeña. Sus padres (al parecer era hija única en una familia muy conocida en la zona) se encontraban en estado de shock, al cierre de esta edición, y totalmente destrozados por la tragedia.

Hasta la vivienda de Camos, se desplazó también el alcalde de la localidad, Juan González, amigo personal de los progenitores de la menor.

Segunda muerte de un menor en 15 días

Esta es la segunda muerte en el sur de la provincia de Pontevedra en parecidas circunstancias durante este mes de junio.

Hace casi una semana fallecía un bebé de solo 18 meses de edad de Salceda de Caselas después de diez días luchando por sobrevivir en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátrica del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo. El pequeño se había caído en la piscina de una finca familiar a última hora de la tarde del pasado 3 de junio en el barrio de Castro Barreiro.

En este caso, el menor jugaba en las inmediaciones de la piscina cuando ocurrieron los hechos. Un agente de la Policía Local estuvo 20 minutos intentando reanimarlo, tras lo cual se hicieron cargo los sanitarios, que trasladaron al menor al centro hospitalario, donde finalmente falleció.

En lo que va de año, Galicia se sitúa como la segunda comunidad con más muertes por ahogamientos en España, con doce fallecimientos entre enero y mayo, solo superada por Canarias. Andalucía es la tercera autonomía con más siniestros mortales de estas características. Los datos constan en el informe nacional de ahogamientos que elabora la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído