04 de julio de 2019
04.07.2019

Dos niñas, muy graves tras caerse al pantano de Trasona en un cumpleaños

Las menores, rescatadas por un piragüista, fueron trasladadas al HUCA tras ser reanimadas en tierra firme por otros deportistas: "Estaban moradas"

04.07.2019 | 01:22
Al fondo, el área recreativa de Los Gavitos, donde las niñas se precipitaron al agua.

Dos niñas de 10 y 11 años fueron ingresadas ayer en la Unidad Pediátrica de Cuidados Intensivos del HUCA tras caer al agua del pantano de Trasona (Corvera) por la tarde, cuando celebraban un cumpleaños. Ramón González, un piragüista, sacó a las pequeñas, que estaban en el área recreativa de Los Gavitos. Posteriormente, Francisco Javier Álvarez y otros tres deportistas trataron de reanimarlas hasta la llegada de la UVI móvil que las condujo a Oviedo. Les dio tiempo a comprobar que al menos una tenía pulso. "Estaban moradas e hinchadas, parecían muertas", explicó Álvarez sobre las pequeñas, cuyo pronóstico es muy grave.

Todo sucedió sobre las 20.30 horas. El área recreativa de Los Gavitos es un merendero al pie del pantano. En ese lugar, las dos niñas estaban celebrando un cumpleaños con el resto de sus familiares. Según el relato de la Guardia Civil, una de ellas se acercó al agua con la intención de mojarse los pies cuando tropezó y se precipitó al pantano. La otra menor se acercó con la voluntad de ayudar. Ninguna de las dos fue capaz de salir. Fuentes cercanas al caso indican que la zona por la que entraron tiene nula visibilidad desde el merendero.

Fue entonces cuando intervino Ramón González, entrenador del Ensidesa, que se encontraba en el pantano navegando con su mujer en piragua. "Al principio, pensé que eran dos peces. Luego, me di cuenta y me tiré a por ellas", relató a este periódico. Tras sacarlas del agua, las llevó a tierra firme. Sus familiares entraron en pánico. "Los gritos eran desgarradores", contó un testigo de la dramática escena.

"Estaban moradas e hinchadas. Parecían muertas", aseguró Álvarez. Este, junto a otros deportistas, trató de reanimarlas haciéndoles el boca a boca y otras maniobras, mientras aguardaban la llegada de los servicios sanitarios. "Una de ellas recuperó el pulso", indicó Álvarez, palista perteneciente al Club Los Gorilas.

Con la llegada de las ambulancias, las pequeñas fueron trasladas de urgencia al HUCA, donde fueron ingresadas en la UCI pediátrica. Al cierre de esta edición, su pronóstico era muy grave. Ramón González, el piragüista que las sacó del agua, resultó herido leve. Se hizo un corte en el pie y fue atendido en las Urgencias del Hospital San Agustín, en Avilés. Necesitó puntos de sutura.

El pantano de Trasona es por estas fechas un lugar muy concurrido. Este fin de semana se celebra el Campeonato de España de pista, por lo que está plagado de deportistas de alto nivel. Algunos de ellos surcaron ayer ya las aguas corveranas porque hasta el inicio de la competición se celebran los selectivos para el Mundial de piragüismo. "Vi cómo se las llevaban en camilla. Justo empezó a llover. No se me olvidan los gritos de una de las madres", reveló uno de los deportistas en el Centro de Alto Rendimiento de Trasona, una instalación aledaña al área recreativa en la que tuvo lugar el suceso.

No ha sido la única desgracia que se ha producido recientemente en el pantano de Trasona. El pasado domingo, día 30 de junio, un pescador de nacionalidad rumana y cuyas iniciales son I. A. murió ahogado en las mismas aguas. El varón entró en el pantano tras haber perdido la caña. Todo lo presenció un amigo que no pudo evitar el funesto final. Desde el 112 señalaron de nuevo que "la escasa visibilidad en el agua dificultó la localización del cuerpo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook