12 de julio de 2019
12.07.2019

Fallece la niña que aún luchaba por su vida tras caer al embalse de Trasona

"Con el paso de los días, tenía la esperanza de que esta pequeña saliera adelante", señala, apenado, el piragüista que la sacó del pantano

12.07.2019 | 01:10
La zona en la que presuntamente las niñas cayeron al agua.

La menor que se debatía entre la vida y la muerte después de caer el miércoles día 3 al pantano de Trasona (Corvera) falleció ayer en la UCI pediátrica del HUCA. Su muerte llega cinco días después de que también perdiera la vida su compañera mayor, que se había precipitado junto a ella en el agua mientras jugaban en el área recreativa de Gabitos. Fue un piragüista, Ramón González, y su mujer los que sacaron a las pequeñas del pantano y ayer quisieron mandar un mensaje de ánimo a las familias: "Después de la muerte de la primera niña, con el paso de los días, teníamos la esperanza de que esta pequeña saliera adelante. El disgusto que tenemos es muy grande, así que mi mujer y yo queremos dar toda la fuerza y ánimos a las familias en estos difíciles momentos".

En el colegio de la pequeña fallecida ayer, el Santa Eulalia de Mérida, en Pravia, quisieron también apoyar a los familiares. "La comunidad educativa expresa su dolor y tristeza ante la pérdida de nuestra alumna y envía sus condolencias y solidaridad con la familia", remarcaron en la red social Facebook. El alcalde de Corvera, Iván Fernández, también mandó sus condolencias a los allegados de las niñas. La tragedia se cruzó con las dos menores el pasado día 3. Ambas se encontraban con sus familias, de origen rumano, celebrando el cumpleaños de la niña fallecida ayer, de 10 años. La otra pequeña tenía 11 años y vivía en Oviedo. A última hora de aquella tarde, y por causas que se desconocen, ambas cayeron al agua. Los investigadores trabajan con la hipótesis de que una de ellas fue a refrescarse al agua y se cayó al embalse. La otra trató de socorrerla y también se precipitó al agua, sin que ninguna pudiese salir. "Una había dejado las cosas en la orilla, la otra se tiró al agua con todo", comentaron las personas que las socorrieron.

Minutos después de la caída, el piragüista Ramón González, que paleaba junto a su mujer en una embarcación, las divisó y logró sacarlas del agua, aunque sin pulso. Sus familias no se percataron del suceso porque, pese a que estaban "a unos 50 metros", tal y como relataron a este periódico, había un pequeño muro que no les permitía divisar a las menores. "Al principio, pensé que eran dos peces. Luego, me di cuenta y me tiré a por ellas", relató a este periódico el improvisado rescatador que logró llevarlas a tierra firme. Allí, un grupo de piragüistas veteranos trataron de reanimarlas haciéndoles maniobras de reanimación, mientras aguardaban la llegada de los servicios sanitarios.

Francisco Javier Álvarez (del Club Gorilas de Candás), fue uno de ellos, y ayer también quiso hacer llegar a las familias sus condolencias: "En el pantano lo sentimos todos. Hicimos lo que pudimos, pero por desgracia fue poco. Descansen en paz y un abrazo para toda la familia de parte de toda la familia piragüística".

Con la llegada de las ambulancias, las pequeñas fueron trasladas de urgencia al HUCA, donde fueron ingresadas en la UCI pediátrica. Allí han peleado por su vida, en todo momento acompañadas por sus familias. Desgraciadamente perdieron la vida. La de ayer es la tercera vida que se cobra el pantano de Trasona en apenas unos días, ya que el 29 de junio, un pescador, también rumano, falleció ahogado cuanto intentaba recuperar una caña de pescar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído