16 de julio de 2019
16.07.2019

Un kamikaze de 52 años fallece y deja cinco heridos tras sembrar el pánico en la autopista "Y"

El conductor circuló varios kilómetros en sentido contrario hasta que murió tras chocar con otros vehículos

16.07.2019 | 07:19

Un kamikaze de 52 años a los mandos de un turismo falleció ayer tras sembrar el pánico cerca de la medianoche al conducir en sentido contrario, dirección Oviedo (salida 394), en la autopista "Y" y causar un grave accidente.

Según informó el 112, a las 23.22 horas se detecta un vehículo, con matrícula 9609FKS, que circula en dirección contraria por la A-8, a la altura del punto kilométrico 448 (a la altura del túnel de Ribón, en Valdés), por la plataforma sentido Galicia pero que va en dirección a Oviedo y Gijón.

A las 23.39 horas se produce un primer accidente en el kilómetro 392,4  causado por el coche que circula indebidamente y otro turismo que viaje en sentido Galicia. A continuación, un segundo vehículo choca también contra el turismo ya accidentado. El resultado del accidente es una persona fallecida -el propio kamikaze según fuentes de los servicios de emergencia- y cinco heridos.

El kamikaze circulaba a una gran velocidad, rondando los 200 kilómetros por hora y sobresaltó a varios conductores que se cruzaron ayer con el kamikaze  aunque en sus primeras indicaciones a los servicios de emergencia no se pudieron concretar las características del mismo ni la identidad del conductor, o si tenía acompañantes.

 

Por su parte la Guardia Civil de Gijón recibió el primer aviso a las 23.30 horas y lo remitió a los efectivos de Tráfico. El kamikaze fue perseguido por la Guardia Civil, lo que fue bien visible a medianoche para varios conductores, alertados por el sonido de las sirenas, aunque al final su alocada carrera terminó de forma trágica con un siniestro a la altura del punto kilométrico 392,4.

Según los datos facilitados por el Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) el herido de mayor consideración es un varón de 69 años de edad que fue atendido por el equipo médico de la UVI-móvil de Avilés que lo trasladó al Hospital San Agustín. A expensas de más pruebas y hasta nueva valoración médica su pronóstico es grave. El hombre, conductor de uno de los coches implicados en el siniestro, fue excarcelado por efectivos de Bomberos del Ayuntamiento de Gijón.

La mujer pide auxilio para su marido, que está atrapado

En este vehículo viajaba una mujer que fue trasladada por la UVI-móvil de Oviedo al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) en Oviedo. A falta de más exámenes y hasta nueva valoración su pronóstico es reservado. Precisamente fue esta mujer herida una de las que llamó a los servicios de emergencia para explicar que a la altura de Serín (Gijón) habían colisionado con un vehículo que circulaba en dirección contraria. Ella había podido salir del coche pero su marido seguía atrapado en el interior.

 Los otros tres heridos, de carácter leve, son un varón de 48 años de edad y dos menores de 4 y 5 años que viajaban en un tercer vehículo implicado en el accidente. Los tres fueron trasladados en una ambulancia al HUCA.

Tras el siniestro, en el lugar del accidente había restos de coches dispersos en un tramo de por lo menos 100 metros de carretera. Además de vehículos con golpes muy fuertes había un motor en mitad de la calzada, ruedas y otras piezas de esparcidas por todas partes. Una familiar del hombre ingresado en el hospital San Agustín de Avilés manifestó que sin ninguna duda les habían salvado los sistemas de seguridad del coche porque el golpe había sido terrible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído