23 de julio de 2019
23.07.2019

Muere calcinado en Villaviciosa atrapado en su coche por su movilidad reducida

La víctima, de 84 años, circuló un kilómetro con una rueda en llanta y luego reventó otra con una piedra antes de que ardiera el vehículo

23.07.2019 | 01:24
Muere calcinado en Villaviciosa atrapado en su coche por su movilidad reducida

Un hombre falleció ayer por la tarde calcinado en el interior de su coche, un Dacia Sandero, que se incendió en el camino rural denominado El Toral, en la localidad de Argüero, en el concejo de Villaviciosa. La víctima, que responde a las iniciales A. N. Ll. , de 84 años y vecino de la zona, tenía movilidad reducida.

La Guardia Civil recibió un aviso a las 16.00 horas indicando que en el camino de El Toral había un coche calcinado y que había una persona en su interior.

De inmediato se envió a un patrulla que confirmó los hechos y se dio aviso al equipo de atestados de Tráfico de Ribadesella, a una patrulla de Seguridad Ciudadana y al Juzgado de guardia, para proceder al levantamiento del cadáver.

Las llamas habían devorado la matrícula del vehículo, por lo que los agentes de la Guardia Civil tuvieron que recurrir al número de bastidor del automóvil para conocer la identidad del titular. A. N. Ll. era residente en Villaverde (Villaviciosa).

Fuentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Gijón explicaron que, según el relato de varios testigos, el hombre había accedido al aparcamiento de un bar-restaurante próximo, y dando marcha atrás había subido una rueda a un jardinillo con el bordillo de madera con traviesas. Uno de los neumáticos reventó, pero aun así el conductor decidió volver a la carretera y siguió circulando. Así recorrió aproximadamente un kilómetro de distancia antes de adentrarse en el camino de El Toral y recorrerlo hasta el final, donde ya se accede a una finca.

Las hipótesis

Todos los indicios recabados en el lugar de los hechos apuntan a que al llegar al final del camino, según fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón, una de las ruedas del vehículo colisionó con una piedra y reventó, quedando el automóvil atravesado, para posteriormente incendiarse.

La escasa movilidad de su conductor, que utilizaba bastones, hizo que no pudiera abandonar el vehículo y falleciera en su interior mientras el coche era devorado por las llamas.

La Guardia Civil de la Comandancia de Gijón investiga los hechos para averiguar cómo se pudo provocar el incendio. Una de las hipótesis es que al golpear el bajo del coche con la piedra se pudiera haber roto el depósito de gasolina y alguna chispa, por ejemplo al intentar salir de allí en llantas, hubiera provocado las llamas.

Pero son solo hipótesis. Lo que sí descartan los investigadores es que se trate de una muerte con violencia por algún tipo de ataque o agresión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído