10 de agosto de 2019
10.08.2019

Grave un paciente psiquiátrico de 45 años tras tirarse desde la 5.ª planta del HUCA

"Oí un bombazo y pensé que era una plaqueta", relata un testigo l Salud investiga cómo pudo abrir la ventana del pasillo de hospitalización mental

10.08.2019 | 01:35
Personal médico y policías atienden al herido.

Un paciente psiquiátrico de 45 años se encuentra entre la vida y la muerte tras arrojarse desde la quinta planta del HUCA tras abrir una de las ventanas del área de hospitalización de salud mental. El hombre sufrió un severo traumatismo craneoencefálico y graves lesiones en una pierna. El Servicio de Salud del Principado (Sespa) ha abierto una investigación para aclarar cómo el hombre, que estaba ingresado desde anteayer jueves, pudo abrir una ventana para la que se necesita una llave de seguridad.

"Estaba a la puerta de Urgencias y de repente escuchamos un bombazo fuerte. Una señora empezó a gritar: 'Ay, ¿qué cayó, qué cayó?'. Yo pensé que había sido una plaqueta o algo así, y es entonces cuando salieron a toda velocidad con una camilla desde Urgencias, y vimos cómo rompían una de las ventanas para acceder a una terraza sobre pediatría. Un hombre se había tirado desde la quinta planta. Se veía abierta la ventana", relató ayer uno de los testigos, aún afectado.

Los hechos ocurrieron a la una de la tarde. Tras abrir una ventana del pasillo de hospitalización psiquiátrica, el hombre cayó sobre el techo del área de Pediatría. Rápidamente acudieron una decena de miembros del equipo de Urgencias del HUCA, así como personal de la UVI Móvil, para tratar de estabilizar al herido, que aparte de una grave lesión en la cabeza sufría importantes fracturas en una pierna y otras lesiones internas. También se personaron agentes de la Policía Nacional. El personal médico logró inicialmente mantener con vida al hombre, a pesar de sus graves lesiones, aunque el pronóstico no puede ser más negativo. Es al parecer la primera persona que se arroja al vacío en el HUCA desde que éste se inauguró en 2014.

Sentencia

El grave incidente puede traer consecuencias legales. Recientemente, el Hospital de Cabueñes en Gijón ha sido condenado a pagar una indemnización de 192.430,66 euros a la familia de un paciente de 73 años ingresado el 21 de abril de 2018 en el área de Neurología con síntomas de desorientación y que terminó cayendo desde la octava planta del centro hospitalario. Y es que se le asignó una habitación sin medidas de seguridad adecuadas que impidiesen su salida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído