10 de agosto de 2019
10.08.2019

La Guardia Civil, tras la pista de una red de peleas clandestinas de gallos

Investigados por maltrato 17 criadores que tenían animales descrestados y con cicatrices de combate

10.08.2019 | 01:35
La Guardia Civil, tras la pista de una red de peleas clandestinas de gallos

Hasta su prohibición por el Principado, Asturias fue una región en la que se celebraban habitualmente peleas de gallos. Ahora mismo, solo pueden realizarse en Andalucía y Canarias, donde están permitidas. Sin embargo, es posible criar en Asturias estos gallos de pelea, siempre y cuando no se les someta a determinadas prácticas, como la amputación de la cresta o el pelado de algunas partes del cuerpo -que se les realiza para combatir en mejores condiciones-, que se consideran maltrato animal por legislación regional. Algunos indicios apuntan sin embargo a que puede haber un circuito de peleas clandestinas en la región. La sospecha de que se están realizando esas peleas se ha reforzado después de que la Guardia Civil de Gijón haya tomado declaración como investigados a 17 criadores por tener gallos de pelea -de la raza "Combatiente español"- con graves amputaciones y numerosas cicatrices a resultas de su participación en peleas. Los agentes del Seprona han inspeccionado un total de 200 explotaciones avícolas, algunas ilegales, en las que han encontrado unas 400 aves que podrían estar destinadas a las peleas.

Según el sargento jefe del Seprona en Gijón, Diego Fernández, la operación se inició hace unos seis meses, después de que a nivel nacional se apreciase un incremento de las peleas de gallos, prohibidas en la mayor parte del territorio nacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído