17 de agosto de 2019
17.08.2019

Un operario que explosiona nidos de velutina, a punto de morir por una picadura

El trabajador, que ya está en casa, sufrió una grave reacción alérgica al atacarlo en la frente un ejemplar de avispa asiática en Candamo

16.08.2019 | 23:37
Preparativos para la retirada de un nido de avispa asiática mediante petardos, esta semana en Gijón.

Susto en Candamo. Un trabajador del Serpa (Sociedad de Servicios del Principado de Asturias) especializado en la retirada de nidos de avispa asiática entró ayer en shock anafiláctico -reacción alérgica grave- tras ser picado en la frente por un ejemplar de la especie invasora. El ataque estuvo a punto de costarle la vida, ya que el hombre desconocía ser alérgico al insecto. "Lo pasó muy mal. Me tocó a mí socorrerle e inyectarle adrenalina", cuenta Eloy Álvarez Ron, responsable del plan regional de lucha contra la avispa asiática. El trabajador, que ya ha recibido el alta, fue atendido primero en el centro de salud de Grado y después en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), adonde fue trasladado en helicóptero.

El operario estaba retirando un nido de "Vespa velutina" en un árbol de Aces (Candamo) mediante explosivos. Se trata de un sistema pionero en España, consistente en el uso de petardos con carga de 60 a 120 gramos, y que Asturias lleva aplicando apenas dos semanas. El hombre fue picado en la frente antes de la detonación. En concreto, cuando otro compañero introdujo los petardos en el enjambre, revolucionando a las avispas. "Fue en el momento en el que se manipuló el nido. No llevaba el traje puesto y un ejemplar le atacó de forma accidental", aclara Eloy Álvarez. El hombre ya había sido picado con anterioridad, pero no había sufrido una reacción alérgica como la de ayer. Según testigos, estuvo cerca de la muerte. Por suerte, el equipo llevaba adrenalina en la furgoneta y se la pudieron inyectar a tiempo.

El trabajador del Serpa entró en shock anafiláctico en el centro de salud de Grado, lo que obligó su urgente traslado al HUCA en helicóptero. Ya está en casa. Por razones obvias, a partir de ahora no se dedicará a la retirada de nidos, sino que se encargará de otras labores forestales. No obstante, recibirá un tratamiento de inmunización para evitar nuevos sustos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído