28 de agosto de 2019
28.08.2019

51 personas intoxicadas por comer en un restaurante japonés de Mallorca

Salud ha detectado en el lugar cámaras mal refrigeradas y alimentos conservados a temperaturas más altas de las idóneas

28.08.2019 | 18:44
51 personas intoxicadas por comer en un restaurante japonés de Mallorca

Ya hay 51 afectados, según datos de la conselleria de Salud, por comer en un restaurante japonés de la calle Blanquerna en Palma de Mallorca. Por ahora no han aumentado los casos de salmonelosis, ya que todavía se está a la espera de los resultados de diez analíticas.

Además, el departamento de Seguridad Alimentaria ha informado que, después de realizar la inspección pertinente, han concluido que el restaurante "tiene dos grupos de importantes deficiencias", de tipo estructural, por un lado, y también de manejo.

En cuanto a las deficiencias estructurales o de infraestructura, los inspectores se encontraron con que "la cocina es demasiado pequeña para el trabajo que hacían". Además, las temperaturas de las cámaras frigoríficas "no eran las adecuadas, y eso hace que el número de bacterias en los alimentos crezca". La otra deficiencia estructural es que el restaurante no estaba dotado de agua caliente, "y es algo que afecta a la limpieza, ya que el agua fría no elimina las grasas, por lo que no se limpia adecuadamente", ha informado Seguridad Alimentaria.

Por otro lado se encuentran las deficiencias de manejo. Dentro de este ámbito, la inspección ha concluido que no se evitaban las contaminaciones cruzadas, es decir, "ponían alimentos contaminados junto a los buenos, por lo que estos también se contaminaban", han explicado fuentes de Salud. Además, había alimentos que se conservaban a temperaturas de entre 20ºC y 30ºC, "unas condiciones que favorecen la aparición de la salmonela y otros microorganismos".

A la espera de los análisis

El siguiente paso, según ha afirmado Seguridad Alimentaria, será esperar los resultados de los análisis de los alimentos para determinar los posibles microorganismos que tenían. "No propondremos que se abra hasta que conozcan las medidas que se deben tomar", han afirmado fuentes de la Conselleria. Así, se exigirá al restaurante una formación específica y la redacción de un protocolo de actuación, que "tendrán que enviar a la conselleria para que demos el visto bueno a la reapertura".

Además, Salud ha apuntado que este local, a partir de ahora, será catalogado como un restaurante "con necesidad de seguimiento", por lo que periódicamente habrá una inspección para conocer las condiciones en las que se encontrará. Es una catalogación que se hace en función del riesgo, "determinada por el tipo de lugar, cuánto hace que no se inspeccionaba... diversos parámetros", han afirmado fuentes de la Conselleria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído