05 de septiembre de 2019
05.09.2019

Violenta pelea de una veintena de reclusos en la cárcel asturiana por una deuda de drogas

Cuatro funcionarios, heridos al tratar de poner orden, aunque Instituciones Penitenciarias califica el incidente de menor y sin consecuencias

05.09.2019 | 00:10
Violenta pelea de una veintena de reclusos en la cárcel asturiana por una deuda de drogas

Cuatro funcionarios de la prisión de Asturias sufrieron lesiones que les obligaron a recibir tratamiento sanitario después de que intentasen frenar una pelea registrada a las nueve de la mañana. Una deuda por drogas pudo desatar el enfrentamiento, en el que se solventaron cuestiones pendientes entre los reclusos. El enfrentamiento se inició en el módulo 8 de la cárcel, en el que están ingresados los presos más peligrosos de la cárcel asturiana. Los dos funcionarios que vigilaban el módulo intentaron frenar la pelea, junto a los dos funcionarios que estaban controlando el módulo 7. En la pelea intervinieron una veintena de los 84 reclusos ingresados en el módulo 8, según indicaron los funcionarios. Sin embargo, Instituciones Penitenciarias considera que se trató de un incidente menor, que solo involucró a dos presos y que nadie resultó herido, ni siquiera los funcionarios.

Según los funcionarios, al separar a un interno muy peligroso para llevarlo a aislamiento, este la emprendió a golpes con los funcionarios, teniendo que ser trasladados a urgencias con posible rotura en la mano uno de ellos y otros dos con lesiones en la región lumbar. Uno de los funcionarios aguantó estoica y profesionalmente el turno de mañana, a pesar de estar lesionado, añadieron.

Los cuatro funcionarios tuvieron que abandonar el servicio, según indicó en una nota la asociación de trabajadores penitenciarios "Tu Abandono Me Puede Matar", que ha denunciado recientemente el alto número de fallecimientos en la prisión asturiana, dos en lo que va de año.

Por su parte, el sindicato de funcionarios Acaip informó de que los trabajadores afectados tienen entre los 51 y los 56 años de edad, y tuvieron que recibir inicialmente asistencia médica en el centro de trabajo y posteriormente en otros centros médicos.

Para este sindicato, "este lamentable suceso no hace sino corroborar las demandas que este sindicato lleva haciendo en cuanto a la merma en la seguridad de los trabajadores de prisiones en su quehacer diario. El alto grado de envejecimiento de la plantilla, la edad media de los trabajadores de la prisión asturiana se sitúa en los 57 años, unida a la alarmante falta de efectivos, cerca de 80 plazas sin cubrir en la prisión, hacen que se haga muy difícil garantizar la seguridad tanto de internos como de trabajadores".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook