19 de octubre de 2019
19.10.2019

Rescatan a tres senderistas tras perderse a causa de la niebla cerca de Covadonga

Los extraviados, de entre 65 y 73 años, trataban de llegar al pueblo de Següencu, en Cangas de Onís

19.10.2019 | 00:06
Los tres senderistas perdidos y un rescatador, durante su regreso.

Tres senderistas, de 65, 68 y 73 años, se perdieron en la noche de anteayer jueves mientras trataban de llegar al pueblo de Següencu, en Cangas de Onís, desde la zona de Covadonga, en los Picos de Europa. La entrada de la niebla les hizo perderse, lo que obligó a su rescate por parte del Grupo de Rescate de Bomberos del SEPA, que los llevó sanos y salvos, ya en la madrugada de ayer, hasta el lugar donde habían dejado su vehículo.

A eso de las seis y diez de la tarde del jueves, los senderistas llamaron al Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias, para explicar que se encontraban en una pradería rodeados de matorrales y que debido a la niebla se habían desorientado. En el transcurso de la llamada, sin embargo, señalaron que se había levantado la niebla y que ya veían el camino, por lo que no necesitaban ayuda.

Perdidos de nuevo

Sin embargo, poco después de las siete de la tarde volvieron a pedir socorro, señalando que se habían vuelto a perder porque había bajado la niebla. Enviaron sus coordenadas y se les puso en contacto con el Grupo de Rescate. Según la información que habían facilitado, se encontraban cerca del río Las Mestas, que baja a Orandi y Covadonga. Con las indicaciones realizadas señalaron que no se atreven a continuar. En ese momento, se movilizó por tierra al Grupo de Rescate. A las nueve de la noche, una nueva llamada informaba de que estaban en la "carreterina" de Següencu, que les quedaban varias majadas y que se estaban quedando sin cobertura móvil, por lo que las comunicaciones pueden ser complicadas.

El Grupo de Rescate terminó dando con los senderistas extraviados poco después de las once y media de la noche. A continuación, los rescatadores los condujeron hasta el lugar donde tenían el coche, al que llegaron a la una y veinte de la madrugada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído