07 de noviembre de 2019
07.11.2019

Muere un joven ovetense al resbalar cuando hacía una ruta en Gredos

El rescate del cuerpo de Juan Sampedro, de 33 años, duró 24 horas l El compañero de piso del fallecido avisó de su desaparición el domingo

07.11.2019 | 01:09
Muere un joven ovetense al resbalar cuando hacía una ruta en Gredos

Juan Sampedro era un ovetense de nacimiento de 33 años que vivió durante años en Valladolid y fanático del bando de San Roque de Llanes. El bisnieto, nieto e hijo de populares empresarios del sector de los huevos, llamados todos ellos Atilano Sampedro, falleció supuestamente a consecuencia de un resbalón y precipitarse por una pendiente de entre 20 y 30 metros de altura, cuando se encontraba haciendo en solitario una ruta en la sierra de Gredos (Ávila) el domingo. Su fallecimiento no se conocería hasta el mediodía del lunes y la operación para rescatar su cuerpo, a cargo de la Guardia Civil, se prolongó durante 24 horas debido a las inclemencias del tiempo.

Sampedro era abogado de profesión y actualmente trabajaba en Madrid para un fondo de inversiones noruego. Era un gran amante de la naturaleza y el deporte. Le gustaba esquiar y solía hacer salidas de montaña. El domingo decidió subir al pico Almanzor, donde encontró la muerte a más de 2.400 de altura, según explican fuentes de la Guardia Civil.

Fue el compañero de piso de Juan quien dio la voz de alarma la medianoche del domingo. El joven le había comunicado su intención de ir a realizar una ruta por Gredos y, al ponerlo en conocimiento de la Guardia Civil, dos agentes realizaron una búsqueda durante las horas siguientes al aviso. Las primeras exploraciones no dieron sus frutos, pero al mediodía del lunes su cuerpo fue localizado sin vida en la zona denominada "Canal Norte Clásica del Almanzor", perteneciente al término municipal de Zapardiel de la Ribera (Ávila), a una cota de 2.441 metros de altitud.

La fatal noticia pilló de camino a un grupo de seis amigos procedentes de Oviedo que se desplazaron en dos coches a Ávila tras conocer su desaparición. "Antes de que llegáramos ya nos avisaron de que había aparecido muerto", comenta Santiago Fernández, amigo desde la infancia de Sampedro por los veraneos de ambos en Llanes, que asegura no haber asimilado todavía la pérdida del joven. "Fue todo tan repentino e inesperado que estamos en shock", comenta Fernández, quien no dudó en viajar el lunes por la mañana hacia Gredos junto a su hermano, su primo y otro amigo, todos ellos miembros de una de las pandillas habituales del fallecido durante sus visitas a Asturias. Otros amigos del Principado, algunos de los cuales coincidieron con Juan Sampedro y vivieron con él en su época universitaria en Pamplona -en la que el ahora fallecido se movía siempre con "el grupo de los asturianos"-, tampoco dudaron en coger el coche y poner rumbo a Ávila para arropar a la familia y ayudar en su búsqueda. Allí se encontraron con amigos vallisoletanos del joven. Y con la triste noticia.

A pesar de la localización del cuerpo, las labores de rescate se prolongaron durante un día más debido a las inclemencias del tiempo. Los guardias civiles llegaron hasta el cuerpo poco después de la una y media de la tarde del martes y procedieron extraerlo a pie ante la imposibilidad de que el helicóptero accediese a la zona por el temporal. Ocho horas después llegaban hasta la plataforma de Gredos, donde esperaban el cuerpo un grupo de familiares que se encargaron de reconocer al fallecido antes de su traslado al centro de salud de Navarredonda de Gredos, primero, y, posteriormente, al Instituto Anatómico Forense de la capital abulense.

El fallecido era natural de Valladolid porque su padre se trasladó allí desde Oviedo para poner en marcha un negocio de granjas avícolas con las que continuar la saga industrial iniciada por su bisabuelo. Aunque Sampedro nació en la ciudad castellana, siempre permaneció muy vinculado a Oviedo, ciudad que visitaba en Navidad, por lazos paternos, y a Cangas de Onís por vía materna, pues su otro abuelo fue emigrante cangués a México. Igualmente, sus veranos en Llanes le permitieron a él y a sus dos hermanos estrechar lazos con muchos amigos de familias ovetenses que elegían la costa oriental asturiana para sus vacaciones.

Juan Sampedro era además primo segundo de Daniel "Logan" Sampedro -los padres de ambos son primos carnales-, el joven vecino de La Fresneda conocido por su participación en el programa de televisión de Telecinco "Supervivientes". "Aquí tenía muchos amigos y conocidos", recalcó ayer el propio Logan a este diario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído