03 de enero de 2020
03.01.2020

Circula diez kilómetros por la Autovía Industrial en sentido contrario y con el triple de alcohol permitido

El kamikaze, de 43 años, conducía un Ford Mondeo que entró en la AS-II en Lugo de Llanera y fue interceptado a la altura de Veranes (Gijón)

03.01.2020 | 01:05
Circula diez kilómetros por la Autovía Industrial en sentido contrario y con el triple de alcohol permitido

Nuevo kamikaze en las carreteras asturianas. Se trata de un conductor de 43 años que, en la madrugada de ayer, jueves, se introdujo en la Autovía Industrial (AS-II) a la altura de Lugo de Llanera y circuló diez kilómetros, pero por los carriles de sentido a Oviedo, hasta que fue interceptado por la Guardia Civil de Tráfico de Oviedo a la altura de Veranes, en Gijón. Cuando le hicieron la prueba de alcoholemia, triplicaba la tasa permitida por la ley. De milagro no hubo un accidente tan grave como el provocado por Juan Manuel Fernández el pasado mes julio en la Autovía del Cantábrico, que le costó la vida a él y graves lesiones a una familia.

Eran las dos de la madrugada cuando el 062, teléfono de Atención Ciudadana de la Guardia Civil, comenzó a recibir llamadas de conductores llenos de pánico, avisando de que había un individuo circulando en sentido contrario por la AS-II. Desde el Centro Operativo de Tráfico (COTA) se estableció un dispositivo encaminado a la localización y paralización de dicho vehículo.

Los agentes tienen constancia de que el conductor, que iba al volante de un Ford Mondeo de color verde, llevaba circulando en sentido contrario desde el kilómetro 7 de la Autovía, esto es, desde Lugo de Llanera. Varias patrullas de Tráfico terminaron frenando su alocada carrera, sin que haya que lamentar ningún herido o fallecido.

Los agentes le practicaron entonces una prueba de alcoholemia, que el conductor accedió a realizar. La primera arrojó un resultado positivo de 0,80 miligramos por litro de aire espirado. La segunda, unos minutos después, le fue un poco, pero solo un poco más favorable, ya que dio un resultado de 0,79 miligramos. Los agentes le abrieron diligencias entonces por un presunto un delito contra la seguridad vial, en su modalidad de alcoholemia. Ahora tendrá que ir al declarar al Juzgado para responder de un delito que puede llevar aparejadas penas de hasta cinco años de cárcel y la retirada del permiso de conducir de seis a diez años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído