23 de mayo de 2020
23.05.2020
La Nueva España

Un noreñense afincado en Infiesto, casado y padre de un hijo, el infortunado motorista fallecido hoy

Kevin E. O., había regentado un bar en Piloña y su muerte causó consternación en la localidad donde era muy conocido

23.05.2020 | 22:13
Vista de la calle Covadonga, en Infiesto

Kevin E. O., de 41 años, casado y padre de un niño, es la última víctima mortal del tráfico en Asturias. El infortunado motorista falleció en torno a las siete de la tarde de hoy en la Nacional 634, cuando circulaba hacia Infiesto y pasado el bar de la Reboria, llegando al cruce de Castiello, se salió de la vía en una caída que resultó mortal.

La consternación cundió entre los vecinos de Infiesto donde Kevin E. O. era muy conocido, tanto por su carácter extrovertido como por el hecho de que en su día regentó el bar El Estanco, en la calle del Quesu. Llevaba residiendo casi una década en esta localidad.

Su vecindad en Infiesto también está relacionada con que de ese municipio es su mujer, en concreto de la localidad de Lozana, también muy relacionada por su dedicación al cuidado de animales domésticos, labor que desarrolla en una clínica veterinaria de Nava.

Con igual impacto se acogió la noticia del fatal accidente en Noreña, donde el fallecido se crió y donde dejó grandes amigos. Su madre, que reside en Noreña, es una profesora de inglés muy conocida en la localidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído