29 de mayo de 2020
29.05.2020
La Nueva España

El acusado de matar a Ardines alega que "perdió el móvil" que lo sitúa en Llanes

La esposa del presunto sicario argelino, cuya declaración se pospone al jueves, afirma que la madrugada del crimen durmió con él en Bilbao

29.05.2020 | 00:36
La esposa de Maamar Kelii sale de los Juzgados, con mascarilla, junto al letrado Fernando Barutell.

La Guardia Civil sitúa la señal del teléfono móvil de Maamar Kelii en Llanes el día que mataron al concejal de IU Javier Ardines, lo que, para los agentes, supone un indicio evidente de que participó en el crimen junto al otro sicario argelino, Djilali Benatia. Sin embargo, él asegura que nunca estuvo en Llanes y que no conocía al edil asesinado. Y sobre el teléfono, su abogado, Fernando Barutell, alegó ayer que su cliente "lo perdió". Según su versión, no sabe cómo el terminal pudo acabar en el coche de Djilali Benatia, aunque "no sería algo tan raro" que se le hubiese caído allí, ya que lo conocía. Y no se preocupó de buscarlo porque era un móvil de tarjeta prepago, muy barato.

Además, Kelii cuenta con el testimonio de su mujer, Natalia, quien ayer le dio coartada ante la magistrada de Llanes que instruye el caso. Aseguró que, el día que mataron a Ardines -el 16 de agosto de 2018-, el argelino durmió con ella en su casa de Bilbao. "Mi marido tiene una vida muy normalizada, se acostaba normal, a las diez u once de la noche, y nos levantábamos a desayunar todos los días a las ocho de la mañana, y en agosto nunca faltó de casa", declaró ante la jueza. Por tanto, según el letrado Barutell, no pudo estar en Llanes con Benatia, tal como este último ratificó al ser detenido en febrero de 2019. "En dos sitios a la vez no se puede estar", indicó el letrado.

Barutell defendió, por otro lado, que el testimonio de la mujer de Kelii tiene más valor que el de Benatia. Ella declaró en calidad de testigo, por lo que, en principio, no puede mentir sin arriesgarse a una acusación por falso testimonio. Benatia, en cambio, tiene derecho a mentir para defenderse de la imputación de asesinato. La esposa de Kelii añadió ante la jueza que su marcha a Argelia y Suiza no fue una huida: a su país natal, dijo, fue para visitar a su madre enferma, y a Suiza, a ganar dinero. Aunque en tierras helvéticas acabó detenido por otro delito.

Estaba prevista la declaración de Kelii para este martes, 2 de junio, pero finalmente se ha pospuesto para el jueves. El pasado 14, cuando fue trasladado a Llanes tras ser extraditado por Suiza, estaba "muy cansado" y eligió no contestar a las preguntas de la jueza y del fiscal. Este jueves ampliará su versión de que no estuvo en Llanes aquel día. Su defensa pidió un careo entre Kelii y Benatia, que la magistrada del caso ha rechazado por el momento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído