02 de junio de 2020
02.06.2020
La Nueva España

Una empresa de Avilés, a punto de perder 194.000 euros con la "estafa del CEO"

La Policía bloquea a través del Juzgado las cuentas de los delincuentes, tres de los cuales han sido identificados, y recupera 172.000 euros

02.06.2020 | 00:54
Una empresa de Avilés, a punto de perder 194.000 euros con la "estafa del CEO"

Los agentes de la Policía Judicial de la Policía Nacional de Avilés han frustrado una estafa a una empresa importante de la ciudad que había sido víctima del llamado "timo del CEO". La empresa había perdido la friolera de 194.000 euros, pero los agentes lograron detener las transferencias bancarias y recuperar un total de 172.000 euros, con lo que la pérdida no ha sido tan grave: unos 22.000 euros. Además, han sido identificados tres beneficiarios de la estafa, que podrían ser acusados próximamente. Este timo ha proliferado bastante durante el estado de alarma y han sido varias las empresas que cayeron con el mismo procedimiento, una de ellas con sede en Grado, aunque afortunadamente pudo recuperar todo el dinero que había sido desviado a la cuenta de los estafadores.

La estafa o "timo del CEO" (acrónimo correspondiente a las siglas de "chief executive officer", cargo que en España se conoce habitualmente como consejero delegado o director ejecutivo) es un fraude que ya ha costado más de 1.800 millones de euros a las empresas de todo el mundo. Es un ciberdelito que tiene un modus operandi muy reconocible. El engaño comienza con una comunicación (email o llamada) de alguien que se hace pasar por el CEO de la empresa o bien por un cliente o proveedor habitual. En todos los casos, la víctima es requerida para efectuar una transferencia con muchos ceros, generalmente a una cuenta en el extranjero o en algunos casos, como el presente, a cuentas nacionales bajo el control de las organizaciones criminales que se encuentran detrás de estos hechos delictivos.

Se usa alguna operación en la que esté inmersa la empresa que se pretende estafar, ya sea una adquisición o importación de productos. Cualquier operativa que pueda justificar un pago. La persona elegida es siempre la que tiene capacidad para hacer transferencias en nombre de la compañía. Como puede apreciarse, este tipo de estafas requiere que los delincuentes monitoricen las cuentas de correo y las comunicaciones de la empresa a la que pretenden desfalcar. En este caso, y tras las gestiones realizadas por parte del Grupo de Policía Judicial de Avilés, se consiguió bloquear judicialmente las cuentas bancarias receptoras del dinero y recuperar gran parte de lo estafado. Otra parte ya se había desviado o extraído de las cuentas. Además, se ha identificado a tres beneficiarios de las mismas, y se continúan las gestiones tendentes al esclarecimiento total de los hechos.

Los estafadores se han mostrado muy avispados a lo largo de esta pandemia. Una de las variantes que se han puesto de moda durante el confinamiento ha sido la de la compra de material higiénico. En el caso de Asturias, el objetivo fueron las empresas de alimentación o supermercados. Los estafadores se hacían pasar por directivos de la cadena que ordenaban la compra de material como mascarillas y el desembolso en determinadas cuentas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook