El guardia civil herido de bala en Muniesa por el 'Rambo de Requena' no llevaba chaleco antibalas en el momento del ataque. Una medida de seguridad que habría evitado las importantes lesiones que sufre Juan Carlos Monterde en el abdomen y cuya ausencia podría responder a una decisión personal o a la falta de material en la unidad a la que pertenece. Un extremo que por el momento no ha trascendido y que volvería a poner sobre la mesa la histórica reclamación del cuerpo por falta de medios.

Este hecho recuerda también al triple crimen de Andorra en el que fueron asesinados por Ígor el Ruso el ganadero José Luis Iranzo y los agentes, Víctor Romero y Víctor Caballero, quienes sí llevaban chalecos, pero entonces fueron perforados. Hasta ocho impactos se contabilizaron, lo que llevó a la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) a pedir explicaciones al Ministerio del Interior.

No es el único detalle que recuerda a los sucesos de diciembre del 2017. En aquella ocasión un agente en prácticas fue uno de los realizaron el levantamiento de los cadáveres de sus compañeros y ahora, en el tiroteo protagonizado por el delincuente valenciano, el compañero que patrullaba junto al agente herido también era un guardia civil novel.

Detenido el 'Rambo de Requena'

Muestra de la falta de agentes es que, según fuentes de la Benemérita consultadas, el puesto en el que está destinado el agente herido abre al público los lunes de 09.00 a 14.00 horas.

El guardia civil herido por un disparo del conocido como 'Rambo de Requena' abandonó ayer la UCI y permanece ingresado en planta. Por su parte, Pedro L. J., que llevaba tres meses fugado, sigue en cuidados intensivos. Ambos ingresaron con pronóstico grave, si bien en el caso del agente Juan Carlos Monterde, su evolución clínica es favorable, según fuentes sanitarias.

El delincuente valenciano, natural de Sagunt, fue intervenido quirúrgicamente porque el disparo efectuado por los agentes para intentar reducirle afectó a sus tejidos vasculares, además de fracturarle el fémur. Del mismo modo actuaron los facultativos con el agente del Instituto Armado, ya que tenía el abdomen muy lesionado.

Dos heridos graves fue el balance del importante operativo policial que el domingo la Guardia Civil llevó a cabo en Andorra para dar caza al 'Rambo de Requena'. Mediante bandos municipales los consistorios de Muniesa y Andorra pidieron a sus ciudadanos que se confinaran en sus casas ya que el delincuente iba armado.