17 de junio de 2020
17.06.2020
La Nueva España

Cinco detenidos en Nava y Carreño por tener plantaciones interiores y laboratorios de marihuana en casas rurales

El olor que desprendían en los alrededores y el paso de gente extraña puso en alerta a los vecinos

17.06.2020 | 12:57
Cinco detenidos en Nava y Carreño por tener plantaciones interiores y laboratorios de marihuana en casas rurales
Marihuana incautada por la Guardia Civil.

Fueron varios meses de investigación pero, finalmente, efectivos de la Guardia Civil de la Comandancia de Gijón han podido desmantelar dos plantaciones indoor -interiores- de marihuana: una situada en los sótanos de un almacén de una finca de uso industrial ubicada en el concejo de Carreño y la segunda en una vivienda en alquiler en el municipio de Nava.

Plantación de Carreño


La Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de una posible plantación de marihuana en una finca ubicada en la zona rural de Carreño. El olor que se percibía en la zona, así como las visitas que de forma esporádica que realizaban personas ajenas al lugar eran claro indicio de ello. La disposición de la finca impedía a los agentes determinar a simple vista la veracidad de los hechos, por lo que se estableció un dispositivo de vigilancia en torno al lugar, una finca cerrada sobre sí con abundante vegetación que impedía ver su interior.

Los agentes también constataron la existencia de una conducción de cableado eléctrico desde el interior de la finca hasta el alumbrado público, algo muy común en este tipo de plantaciones, y sus datos de consumo según se constrató con la compañía suministradora eran los correspondientes a una vivienda de tamaño medio-grande. La finca pertenecía a una persona de avanzada edad que no tenía conocimiento de lo que estaba ocurriendo en su interior. Fueron los hijos, los que al ser conocedores, presentaron denuncia ante la Guardia Civil de la utilización de esa edificación por alguien ajeno a ellos.

El pasado día 11 de junio se procedió a la entrada al lugar con autorización de su titular, pudiendo comprobarse que además contaban con medidas de seguridad, como una cámara de videovigilancia en el acceso a la misma y 5 perros que para su custodia. Localizado el acceso al sótano, a través de un hueco tapado con unas maderas, se comprobó que había una importante plantación, con un sistema de iluminación, riego y ventilación para el cuidado de la misma. Había en total 34 plantas de cannabis sativa, de un tamaño de unos 90 centímetros. Desde el sótano se accede a la planta superior, donde se localizaron cogollos de marihuana secos y restos de plantas por el suelo, además útiles para la elaboración, pesaje y conservación de la marihuana, así como envases de un litro de diferentes productos químicos que tienen la consideración de precursores y por tanto se encuentran sometidos a control ya que pueden ser utilizados para la fabricación de drogas sintéticas. También se localizó sustancia de corte, diverso material de laboratorio como matrices, tubos de ensayo, vasos de precipitación, probeta, etc. así como documentación donde se describe de forma detallada la elaboración de dichas drogas sintéticas.

En el registro se intervenieron armas prohibidas como un tirachinas perfeccionado, una llave de pugilato, una ballesta, un machete de grandes dimensiones y un arpón.

Como consecuencia de todo ello se procedió a la detención de C.H.G., de 25 años de edad y vecino de Gijón; S.G.A., de 49 años de edad y vecina de Oviedo y V.M.P., de 37 años y vecina de Gijón, como supuestos autores de un delito contra la salud púbica y otro de defraudación de fluido eléctrico. Aunque la Guardia Civil no da la investigación por finalizada y se esperan nuevas detenciones.

Plantación de Nava

Con motivo de las gestiones de investigación que efectivos de la Guardia Civil de la Comandancia de Gijón, realizaban desde mediados del mes de febrero en el término municipal de Nava para el esclarecimiento de varios robos con fuerza en viviendas, se pudo detectar en una zona rural
de dicho municipio, que de una vivienda se apreciaba un cierto olor que pudiera tratarse de plantas de cannabis sativa (marihuana), además de escucharse un ruido que provenía de una vivienda, que posteriormente fue identificado como de un extractor de aire.

La vivienda presenta también todas sus ventanas cerradas y con las persianas bajadas o tapadas con telas oscuras. A pesar de lo cual se pudo observar por un agente en una de las ventanas de la planta baja como existía una instalación de luz artificial de gran potencia de las utilizadas para la fotosíntesis de plantas.

Identificado el titular de la vivienda, se pudo saber que la misma se encontraba alquilada desde el mes de julio del 2018 a un individuo identificado como N.C.E., de 29 años de edad y vecino del municipio de Siero, así como que dicha persona no reside en la vivienda alquilada, por lo que se sospechó que su uso estaba destinado al mantenimiento de una plantación de tipo Indoor de marihuana en una casa que supuestamente estaba deshabitada y que no tenía fluído eléctrico oficial, pero sí enganchado de forma irregular al alumbrado público.

Con las vigilancias realizadas en torno al inmueble, se pudo comprobar que se hacían visitas esporádicas de corta duración de la persona que tenía alquilada la finca, presumiblemente para realizar labores de mantenimiento de la plantación. Finalmente el día 11 de junio, tras un registro a la vivienda la Guardia Civil pudo incautarse de 2 kilos de cogollos de marihuana secos; 364 plantas de cannabis sativa con un peso total de 27 kg.; 9 ventiladores, 2 cajas de registro, 2 focos, 2 sacos de sustrato, 21 unidades de arrancadores; 2 termostatos; 2 radiadores, 15 lámparas; 3 botes de abono, 7 relojes temporizadores; 12 bombillas y 2 medidor de PH.
.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído