02 de julio de 2020
02.07.2020
La Nueva España

El mal tiempo dificulta la búsqueda del pescador sotobarquense en La Coruña

El rastreo, en el que participan un helicóptero, dos embarcaciones, submarinistas y voluntarios, se amplía a toda la costa de Valdoviño

02.07.2020 | 01:30
Una embarcación de Salvamento Marítimo, en las inmediaciones del lugar en el que desapareció el pescador sotobarquense.

La búsqueda del pescador sotobarquense David Rubio, de 41 años, se amplió ayer a toda la costa del municipio de Valdoviño, en la provincia de La Coruña (Galicia). A pesar del mal tiempo, que dificultó el rastreo, se realizaron grandes esfuerzos para encontrar al asturiano, cuya desaparición ha causado gran consternación en Soto del Barco. Mientras ocho voluntarios de Protección Civil rastreaban por tierra la costa entre la localidad de Marnela y la Punta Frouxeira, el helicóptero de Salvamento Marítimo, "Helimer 401", se unía al rastreo por aire para buscar entre el citado cabo y la Punta Candieira, en la llamada Costa Ártabra.

Por mar, a lo largo de la mañana, la embarcación de Cruz Roja "LS Langosteira" rastreó la playa de Baleo, donde desapareció el pescador sotobarquense en la mañana de anteayer, martes. A esta embarcación se unió la "Río Xallas" de la Guardia Civil. Esta trasladó desde la cercana Cedeira a un equipo de submarinistas de la Guardia Civil (GEAS) para sumarse al dispositivo con inmersiones en la zona de la playa de Baleo.

Fue un compañero del pescador desaparecido quien avisó de lo sucedido al servicio de emergencias 112 sobre las 9.45 horas del martes. Aunque se lanzó al mar a por David Rubio, este desapareció bajo las aguas. Aún continúa destrozado por no haber podido salvar a su amigo, casado y con dos hijos, y que desde hace unos años residía en Valencia, donde regentaba una exitosa empresa de servicios deportivos relacionados con el pádel. El infortunado pescador cayó al agua sin el chaleco, que quizá le habría salvado.

Los equipos de rescate centraron inicialmente la búsqueda en la margen derecha del arenal, concretamente en una zona rocosa, donde consideraban que podría encontrarse el pescador, pero la falta de resultados ha obligado a ampliar la búsqueda a un área de unos veinte kilómetros al sur de la playa en la que se produjo la desaparición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído