Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) trabajaron ayer en la extinción de un incendio forestal, ya controlado y declarado el sábado en Ibias. En concreto, las llamas se extendieron por un monte de repoblación de pinos ubicado en las inmediaciones de San Esteban. En la zona actuaron bomberos con base en Cangas del Narcea e Ibias, agentes del Medio Natural y cuatro empresas forestales para regar el perímetro y asegurar el entorno. Asimismo, el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico tuvo que desplegar en el concejo una Brigada de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) y dos helicópteros con 1.200 litros de carga.

Las altas temperaturas registradas durante todo el fin de semana no se lo pusieron nada fácil a los bomberos para combatir las llamas. Según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la temperatura máxima de ayer fue de 28 grados precisamente en Ibias. El mismo concejo llegó el sábado hasta los 25,4 grados. El buen tiempo continuará hoy en toda Asturias, así que sigue la alerta. De hecho, según las previsiones del Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio (Indurot), el riesgo de incendio será hoy "muy alto" en tres municipios.

Por otro lado, medios asturianos tuvieron que apoyar a Galicia, que durante el fin de semana sufrió cinco fuegos: en A Pobra do Caramiñal y Val do Dubra, ambos en La Coruña, en Laza (Ourense) y en Lalín (Pontevedra). En concreto, el Principado colaboró en el foco de A Pobra do Caramiñal, hasta donde se desplazaron dos helicópteros Kamov con capacidad de carga de 4.500 litros provenientes de las bases de Ibias y Plasencia del Monte (Huesca).