20 de julio de 2020
20.07.2020
La Nueva España

Rescatan a una joven de 19 años y a dos menores que se bañaban en San Lorenzo

Evacuados un montañero que se fracturó una muñeca en la ascensión al Urriellu y un senderista que se sintió indispuesto en la ruta del Cares

20.07.2020 | 01:10
La central de Salvamento de San Lorenzo, donde se realizó el rescate de los bañistas.

Susto tremendo ayer en la playa de San Lorenzo en Gijón. Una mujer de 19 años y que responde a las iniciales de H. R. S. fue evacuada al Hospital de Cabueñes con dificultad respiratoria y una hipotermia tras ser arrastrada por la corriente mientras se bañaba. La joven pudo salir por su propio pie, con ayuda de otro bañista que se encontraba en el lugar, pero, una vez en la arena, experimentó problemas para desplazarse por sus propios medios debido al esfuerzo y los nervios. Por precaución, fue trasladada al centro médico. Iba con sus dos hermanos, los dos menores de edad, que quedaron a cargo de la Policía Local. Además, el Servicio de Salvamento de Gijón tuvo que rescatar a otras dos chicas frente a la escalera 12 del paseo del Muro.

Fue un fin de semana accidentado también en la montaña. Un escalador que realizaba la conocida como vía Cepeda, en el Urriellu, tuvo que ser rescatado y evacuado al Hospital de Arriondas al sufrir una fractura abierta en la muñeca derecha en plena ascensión, a primera hora de la mañana de ayer. Sus compañeros tuvieron que descolgarle hasta la base de Naranjo, donde el herido esperó la llegada de la asistencia y fue trasladado en el helicóptero medicalizado de Bomberos de Asturias tras atenderle e inmovilizarle la mano.

A última hora de la noche anterior, no muy lejos de allí, un senderista de Cantabria que se había aventurado a hacer la ruta del Cares desde Poncebos a Caín tuvo que ser ayudado a volver al punto de partida tras sufrir grandes problemas físicos que hacían inviable que lo hiciera solo. El aviso se recibió a las diez menos cuarto de la noche del sábado y cuatro especialistas del GREIM (Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña de la Guardia Civil) con base en Cangas de Onís se trasladaron hacia la zona con el material necesario para realizar la evacuación. A las once de la noche establecieron contacto con el afectado, que estaba acompañado por un familiar. Tras proporcionarle bebida, alimentos y esperar un tiempo prudencial para su recuperación, inició el descenso hacia Poncebos con ayuda de los especialistas en montaña de la Guardia Civil.

En un fin de semana complicado en los Picos, no faltó ni siquiera una evacuación de lo más peculiar. Los bomberos de Cangas de Onís tuvieron que rescatar el viernes por la noche a un perro al que, tras un golpe de calor, le fallaban las piernas y no podía caminar más. Ocurrió en la zona de Ario, cerca del lago de La Ercina. Alertados por los dueños, los bomberos trasladaron al animal, de unos cincuenta kilos, durante cuatro kilómetros, hasta el parking del Lago.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído