La colaboración entre autonomías es siempre positiva. Más aún cuando se trata de salvar una Y eso es lo que han hecho los servicios de emergencia del Principado y de Cantabria, que hoy han trabajado codo con codo para evacuar a un senderista con un posible ictus en la localidad de la provincia vecina Tresviso. La historia, además, ha tenido final feliz.

Tal y como ha narrado el Gobierno de Cantabria a través de su cuenta oficial de Twitter, los servicios de emergencia cántabros se trasladaron en helicóptero tras recibir aviso de que un senderista de 51 años y madrileño se había sentido indispuesto cuando realizaba una ruta entre Tresviso y Urdón. Los síntomas apuntaban a un íctus.

Pese a la espesa niebla, la aeronavo logró dejar cerca del objetivo al equipo médico y de bomberos. Si bien, la escasa visibilidad hacía imposible el rescate del senderista. Ante esta situación, los servicios médicos pidieron apoyo al Principado para que enviasen una ambulancia que trasladó al afectado al hospital.