24 de julio de 2020
24.07.2020
La Nueva España

Piden dos años para dos hermanos acusados de romper un cristal de un bus y amenazar de muerte al chófer en Belmonte

El suceso provocó crisis de ansiedad al conductor y a uno de los pasajeros del autocar

24.07.2020 | 16:00
Piden dos años para dos hermanos acusados de romper un cristal de un bus y amenazar de muerte al chófer en Belmonte

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita un año de cárcel para cada uno de los dos hermanos acusados de romper con un palo la ventanilla del conductor de un autobús con pasajeros en Belmonte de Miranda y amenazar de muerte al chófer. La vista oral está señalada el lunes, 27 de julio de 2020 en el Juzgado de lo Penal número 3 de Oviedo, a las 12.15 horas.

El Ministerio Fiscal sostiene que, sobre las 17.45 horas del 19 de abril de 2018, cuando el autobús de la empresa ALSA que hacía el trayecto de línea regular entre Oviedo y Pola de Somiedo se detuvo en la parada reglamentaria de la localidad de Fontoria-Belmonte de Miranda, se acercaron al vehículo los hermanos, uno del lado de la puerta del conductor y el otro junto a la puerta de entrada y salida de pasajeros.

Que uno de ellos golpeó con un palo que portaba la ventanilla de la puerta del conductor, de la que se desprendieron pequeños cristales que se clavaron en la cara, cuello y antebrazo izquierdo del chófer. Mientras tanto el otro, en un tono de voz que denotaba una extrema agresividad, se dirigió al conductor desde la puerta del otro lado gritando "vamos a subir a la Pola y te vamos a matar, hijo de puta", expresión que no solo amedrentó al conductor, sino también a los pasajeros del autobús, uno de las cuales, de avanzada edad, entró en estado de shock. Al no poder seguir el autobús con el trayecto marcado, al resultar herido su conductor, los pasajeros tuvieron que ser desplazados a sus lugares de destino en taxis costeados por la empresa ALSA.

A consecuencia de los hechos, el conductor sufrió múltiples heridas de pequeño tamaño y superficiales causadas por fragmentos de cristal, en cara, pabellón auricular izquierdo y antebrazo izquierdo, así como una crisis de ansiedad. Precisó, además de una primera asistencia facultativa consistente en cura y limpieza de las heridas, que le fue dispensada en el Centro de Salud de Belmonte de Miranda, tratamiento médico farmacológico con ansiolíticos para la curación de la ansiedad. Ha renunciado a cualquier indemnización que pudiera corresponderle.

La reparación de los desperfectos materiales causados en el autobús ascendió a 869,59 euros

La Fiscalía considera que los hechos relatados son legalmente constitutivos de un delito de lesiones, otro de daños y otro de amenazas. Por ello, pide un año de cárcel para cada uno de ellos y una orden de alejamiento de 100 metros y la prohibición de comunicarse con el conductor durante dos años. Uno de ello, el que ocasionó los daños al vehículo, deberá abonar también una multa de 2.880 euros.

También deberán indemnizar al sistema sanitaria regional abonando el importe de las curas recibidas por el conductor y a la empresa ALSA con con 869,59 euros, más los intereses legales correspondientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído