La desgracia se cebó ayer con la provincia mediterránea de Alicante, tras confirmarse la muerte de una niña de 4 años ahogada en una piscina de una urbanización de la localidad costera de Calpe. El dramático suceso ocurrió sobre las 13.45 horas, en circunstancias que no han quedado completamente aclaradas, según informó Efe. Los servicios de emergencia trataron de reanimar a la pequeña durante unos treinta minutos, pero no tuvieron éxito en su empeño, según informaron fuentes cercanas a la investigación. Hasta el lugar se desplazaron, entre otros, el médico forense y, tras confirmarse el fallecimiento, se ordenó el levantamiento del cadáver.