30 de julio de 2020
30.07.2020
La Nueva España

Una víbora muerde en Ponga a un turista alemán, que permanece grave en el HUCA

El herido cogió al ofidio por la cola creyendo que era una culebra inofensiva mientras realizaba una ruta ciclista por Sobrefoz junto a varios amigos

31.07.2020 | 00:13
Ejemplar de víbora cantábrica.

Un turista alemán que reside en Almería de 34 años fue mordido ayer por una víbora en la localidad de Sobrefoz, en el concejo de Ponga. El hombre, que realizaba una ruta en bicicleta junto con varios amigos, sufrió un shock anafiláctico y fue trasladado al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en cuya unidad de vigilancia intensiva (UVI)  permanecía ingresado en estado grave al cierre de esta edición.

El suceso ocurrió en torno a las diez de la mañana, cuando un grupo de turistas de Almería, que pasan unos días en la zona, avanzaba en bicicleta por la localidad de Sobrefoz. Tras desayunar en e restaurante Casa Benigna, cogieron las bicicletas con intención de ir a Riaño, pero al rato regresó uno de ellos y le espetó a Luis Sánchez, uno de los propietarios del establecimiento: "Me mordió una serpiente". Creyendo que era una culebra inofensiva, la cogió por la cola y recibió la mordedura.

El empresario, que se dio cuenta de inmediato de la gravedad del ataque, metió al herido en su coche y, en zapatillas, se fue hacia el Hospital de Arriondas. Desde Sellaño (antes no había cobertura) llamó a Emergencias y una ambulancia se puso en camino. Iba hablando con el herido para que no perdiera la consciencia, pero cuando los dos vehículos se encontraron en Cangas de Onís, "estaba ya apagado, casi asfixiado". El herido fue trasladado al HUCA.

Otra de las propietarias de Casa Benigna señaló horas después del suceso que en la zona hay "bastantes víboras" y que "suelen salir, sobre todo, cuando está de nube"; esto es, en días calurosos en los que hay tormenta, como ayer.

No es la primera vez que una víbora muerde a alguien en Ponga. En 2008, un guarda rural tuvo que ser rescatado por el helicóptero de Bomberos de Asturias y trasladado al Hospital de Arriondas por ese mismo motivo. El agente de la Consejería de Medio Ambiente fue mordido por el ofidio en el puerto de Arcenorio. Debido a la difícil orografía de la zona en la que se registró el accidente hubo que utilizar medios aéreos para el rescate. Aunque en un principio las autoridades sanitarias señalaron que el estado del herido no revestía gravedad, el guarda sufrió durante meses importantes secuelas.

La víbora cantábrica o de Seoane es el único reptil venenoso de Asturias. Su mordedura es grave y requiere asistencia médica urgente, pero rara vez provoca la muerte.

Cronología
 
El suceso. A primera hora de la tarde de ayer, una víbora de Seoane mordió a un turista alemán que reside en Almería de 34 años que realizaba una ruta ciclista por el concejo de Ponga junto a varios amigos. El ataque ocurrió en la localidad de Sobrefoz.
El traslado. Un empresario del lugar se ofreció para llevar en su coche al herido hasta el Hospital de Arriondas, aunque no hizo falta que llegara hasta allí porque en Cangas de Onís se encontró con la ambulancia que se dirigía a Sobrefoz, que recogió al herido.
El ingreso. El hombre, en vista de su estado, fue derivado al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en cuya unidad de vigilancia intensiva (UVI) permanecía ingresado al cierre de esta edición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook