08 de octubre de 2020
08.10.2020
La Nueva España

A juicio una banda de Europa del este que cometió seis robos en viviendas de Gijón y Oviedo

Dos integrantes se enfrentan a 10 años y otro a 15 por golpear a un agente tras protagonizar una persecución l Hay un cuarto ladrón fugado

08.10.2020 | 00:51
A juicio una banda de Europa del este que cometió seis robos en viviendas de Gijón y Oviedo

Tres integrantes de una banda organizada que perpetró seis robos en viviendas de Oviedo y de Gijón, entre marzo y octubre de 2019, se enfrentan a penas de prisión de entre diez años y medio y quince años y medio. El juicio será hoy, en la Sección Octava de la Audiencia provincial de Gijón, a las 10.30 horas. Los acusados se movían por varias provincias españolas. Uno de ellos es de nacionalidad albanesa y tiene 28 años, mientras que los otros dos son rumanos, de 38 y 31 años. El grupo estaba compuesto por una cuarta persona, en paradero desconocido.

El ministerio fiscal sostiene que la banda estaba especializada en delitos contra el patrimonio. Los cuatro integrantes se alojaban desde el 22 de marzo de 2019 en un hotel rural de Rales, en el concejo de Llanes. Ese lugar era su base de operaciones y desde ahí se desplazaban por varias zonas de Asturias para perpetrar los robos. La Fiscalía les imputa seis robos en viviendas unifamiliares. En Gijón, cometieron atracos en la carretera del Infanzón, en Granda de Arriba, en el camino de las Arenas, el camino de los Arces y en Cabueñes. En Oviedo, cometieron un robo en la localidad de Olivares. Lograron un botín de 7.700 euros en metálico, efectos valorados en cerca de 27.000 y provocaron daños en las viviendas por valor de 1.166 euros.

Uno de los acusados fue detenido el 26 de marzo en Gijón en un Volvo que no era de su propiedad y que según el relato fiscal trataron de camuflar poniéndole una matrícula de un Renault Megane. Aunque la Policía le cerró el paso, el acusado huyó a gran velocidad, lo que derivó en una intensa persecución. Adelantó a varios vehículos a gran velocidad y llegó a circular por la acera hasta que en un camino sin salida chocó con unos pivotes. El supuesto ladrón salió del coche en marcha y trató de escapar corriendo. Fue interceptado en la avenida del Doctor Fleming. Opuso resistencia y dio un puñetazo a un agente. En el vehículo le incautaron la matrícula verdadera. Así fue como la Policía descubrió que el coche estaba registrado en un domicilio de Cuenca donde residían los otros dos acusados. En el interior de esta vivienda tenían 65 libras y 1.300 euros provenientes de robos, así como diversas joyas y otros efectos.

La Fiscalía les acusa de un delito de integración en grupo criminal, otro continuado de robo con fuerza en casa habitada, otro de falsificación de placa de matrícula, mientras que al primer detenido se le acusa además de delitos contra la seguridad vial, atentado contra la autoridad por el puñetazo que le pegó al agente y otro de lesiones. Este último se enfrenta a una pena de prisión de 15 años, mientras que los dos anteriores a una de diez años y medio cada uno de ellos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído