17 de octubre de 2020
17.10.2020
La Nueva España

Piden 4 años para el narco sorprendido con 37 kilos de hachís en Llanera en julio

El acusado tenía una tienda, montada con dinero del paro, donde vendía semillas, abono y tierra, así como bolsas de 100 y 50 gramos de "costo"

16.10.2020 | 23:20
Piden 4 años para el narco sorprendido con 37 kilos de hachís en Llanera en julio

La Fiscalía pide 4 años y medio de prisión para un sierense propietario de un establecimiento en Llanera al que se le incautaron más de 37 kilos y medio de hachís. El acusado vendía semillas de cannabis, abono y tierra de cultivo, y de paso comercializaba bolsas de "costo" de 100 y 50 gramos, que ofertaba con publicidad de la marca, como si se tratara de cualquier otro producto de los que exponía en su tienda. Al parecer montó el negocio en el año 2018 con el dinero que le dieron tras quedarse en paro.

El fiscal sostiene que el acusado regentaba un establecimiento en Llanera destinado a la venta de semillas, abono y tierra para cultivo, entre otras, de marihuana. Desde al menos el mes de julio de 2020, se servía del local para facilitar a terceras personas cantidades diversas de sustancias psicotrópicas, como hachís.

Así, el día 23 de julio de 2020 agentes de la Guardia Civil acudieron al establecimiento a realizar una inspección, a las 11 horas, entregando el acusado una bolsa con marihuana que llevaba en el bolsillo del pantalón. Además, les dio 5 tabletas de hachís, dos que tenía en la oficina y tres detrás del mostrador. Una de las que tenía detrás del mostrador la sacó a su vez de una caja que contenía también una báscula de precisión y 2 recipientes con marihuana, otra báscula, 41 bolsas pequeñas de plástico, un cuchillo y un trozo de hachís. Del interior de la oficina extrajo además una bolsa con cogollos de marihuana y dentro de una papelera se localizó una báscula de precisión con restos de hachís. En el registro de su vehículo se encontraron 155 tabletas de hachís.

El acusado consintió de manera voluntaria el registro de su domicilio, donde se hallaron 213 tabletas de hachís y 6.405 euros, supuesto producto de la venta de drogas. En otro de sus domicilios se encontraron otros 94 gramos de sustancia de corte. Al parecer se trataba de ibuprofeno que el acusado mezclaba con "white spirit" para hacerlo pasar por cocaína.

Entre las sustancias incautadas hay 37,5 kilos de resina de hachís, con un valor de 211.500 euros, así como 83,29 gramos de marihuana, valorados en 424,77 euros. Las mismas estaban destinadas por el acusado a la venta a través del establecimiento comercial que regentaba. También se le ocuparon dos teléfonos móviles, en uno de los cuales guardaba los contactos para la venta de hachís. El acusado está privado de libertad por esta causa por auto de 24 de julio de 2020.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública, en forma de sustancias que no causan grave daño a la salud, y solicita que se condene al acusado a 4 años y 6 meses de prisión, inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por el tiempo de la condena y multa de 636.304 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook